La Cascada.

CUENTOS EN 7 PALABRAS.

Por: GIL ZU
gilzuber31@netzero.com

LOS DESAPARECIDOS Y LOS RIOS; NO REGRESAN.

Uno de los exponentes de la Fábula fue Esopo. La pieza teatral La Zorra y las Uvas nos recuerda a un rey orgulloso y soberbio que creía poseer toda respuesta a cualquier pregunta.
En una oportunidad, es visitado por un príncipe de otro lugar y convienen en hacer una apuesta, consistente en que el rey debía responderle a su pregunta, pero si no lo hacia perdía la mitad de su reino.
Acuerdan un plazo de veinticuatro horas para la respuesta y la pregunta deja atónito al sabio rey, cuando el príncipe le pide que se beba las aguas del mar.
Se retiran a descansar pero el rey no concilia el sueño hasta que uno de sus asistentes le pregunta el porque de su intranquilidad y le responde:

-El príncipe que me visita me ha pedido que me beba las aguas del mar, y si no lo hago pierdo la mitad de mi reino. -

El consultor le sugiere que mande a llamar a su esclavo Esopo, que se encuentra encadenado para que lo aconseje. El rey accede y manda a traer al esclavo con cadenas en las muñecas de las manos. Cuando llega, el rey lo reprende y le dice: ¡Esopo! sigues de soberbio, porque no te has arrodillado en mi presencia, pero olvidare esta afrenta si me aconsejas que debo responderle al príncipe que me pide que me beba las aguas del mar.

Esopo le responde: – Dile que te beberás las aguas del mar. -

¡Estúpido! ¿Cómo quieres que le responda eso?

Dile que te beberás las aguas del mar cuando el príncipe detenga la corriente de los ríos.

El rey se frota las manos de felicidad y le pregunta a Esopo que quiere en recompensa. ¿Quieres oro, quieres poder, quieres mujeres?
Nada de eso mi rey le dice, y alzando sus manos le pide: Únicamente quiero que me quites estas cadenas y me devuelvas mi libertad.

Bill Chaabi Yeo’Ka. Ga’nhu challýia ka bataha. bill’nkaken ihbe’Thall bene yuble.

LOS RIOS YA NO REGRESAN.

Ya no mas nativa, ya no mas vivencias propias.
Ahora al vaivén de otra sociedad, a preguntarle interminablemente a un cielo vacío de dioses, ¿a donde vamos? ¿Regresaremos algún día?
NO; los ríos no regresan. Las lágrimas tampoco.
Los ríos se van consumiendo en el camino, en la espesura, en los riegos, en los sembradíos y en el mar abierto. O simplemente, los seca el tiempo.

Cuento # 2.

EL MAR ENMUDECIDO VIGILABA CAUTELOSO AL MUNDO.

Al sur oeste de la Isla Honshu, se encuentra la ciudad considerada puerto de importancia para el comercio y la pesca.
El 16 de agosto de 1945 los habitantes de ese puerto se sintieron conmovidos por una explosión, que ojos de la humanidad nunca habían visto.
El 9 de agosto de aquel año, otra ciudad; (Nagasaki) ambas ciudades del Japón, sufría la misma experiencia.
La bomba atómica había sido experimentada para aterrorizar al mundo. El resultado de aquella explosión: 130,000 habitantes muertos.
Cuando se hizo ese experimento, Alemania se había rendido y Japón era un enemigo vencido.
El experimento era innecesario.

LA PEOR PAZ, SERA SIEMPRE MEJOR QUE LA MEJOR GUERRA. Cicerón

About these ads

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s


Follow

Get every new post delivered to your Inbox.

%d bloggers like this: