Dios está demandado en Estados Unidos.

Por: Edgar Orellana
edgar-orellana@megachapines.com
.
Una noticia publicada por diferentes medios de comunicación en el mundo entero deja estupefacto al mas inocente de los mortales, y uno no deja de pensar hasta donde puede llegar la estupidez humana en su mas alta expresión.
La pregunta del millón es: ¿Como se les ocurre a los habitantes de Nebraska mantener en el senado a un sujeto loco de remate?

En Guatemala un sujeto de la catadura del Senador de Nebraska, Ernie Chambers, tendría solo dos salidas o lo encierran en el hospital siquiátrico Federico Mora o caminaría desnudo por las calles recibiendo epítetos como, sobado, demente, zafado, orate, mula, etc. Pero lo que son las cosas, en Estados Unidos los hacen senadores.

Lo que es peor, el juez en lugar de ordenar el cautiverio inmediato de este loco, admite para su trámite la demanda, llama a risa, pero las leyes son serias y tendremos que esperar a que citen a Dios a la corte.

En primer lugar ¿Dónde va a ser notificado?
En segundo lugar ¿Quién llevará la citación?
Y finalmente: ¿Qué vehículo utilizarán para ubicarlo?

Quedan miles de preguntas que llenaría este espacio con ellas:
¿Quienes serían los abogados de la defensa?
¿Quienes los abogados acusadores?
¿Qué testigos de cargo y descargo se presentarían?

Parece chiste, pero es la verdad el octogenario senador Chambers acudió a un tribunal.

Esta es la noticia que me hicieron llegar a mi correo electrónico y que corroboré en diversos diarios del mundo entero:

El senador estatal de Nebraska, Ernie Chambers, presentó una demanda judicial contra Dios, al que acusa de haber causado “nefastas catástrofes” en el mundo, que han provocado muerte y destrucción sin misericordia.
El escrito fue admitido a trámite el pasado 14 de septiembre por la Corte del distrito de Douglas, en Nebraska, en una prueba más de que en Estados Unidos las demandas pueden prosperar pese a lo extravagante que sea su contenido.

La demanda, a la que tuvo acceso EFE, reconoce que el “demandado” es conocido con varios “alias, títulos, nombres y designaciones”.El demandante reconoce que ha hecho “razonables esfuerzos” para invocar al demandado, con llamados de “manifiéstate, manifiéstate, donde quiera que estés”, aunque sin éxito.
En la demanda, el senador lanza en lenguaje bíblico varias acusaciones contra Dios, como que ha causado “espantosas inundaciones, egregios terremotos, horrendos huracanes, terroríficos tornados, perniciosas plagas, feroces hambrunas, devastadoras sequías y guerras genocidas”.

Todas estas “nefastas catástrofes” han provocado “muertes generalizadas, destrucciones y ha aterrorizado a millones y millones de habitantes de la tierra, incluido bebes inocentes, niños, ancianos y enfermos, sin ninguna distinción”.
Por ello, pide al juez que someta a Dios a un proceso judicial, no sin antes pedirle que le haga un requerimiento permanente para que cese en sus “acciones destructivas y sus amenazas terroríficas”.

Dios Todopoderoso nos debe tener tanta paciencia que seguramente prorrumpirá en sonora carcajada.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s


%d bloggers like this: