No, a una guerra injustificada.

Por: Madeli S. Morales
Oregon U.S.A
sonrisachapina@gmail.com
.
.
Si la guerra la hicieran los pobres para luchar en su defensa, sería difícil oponerse a ella, pero la guerra de los Estados Unidos en Irak, la sostiene el gobierno norteamericano, para obtener más poder y despojar a otra nación de sus recursos naturales.

Para que un gobernante le diga a su pueblo la verdadera razón de la guerra se necesita mucho amor, lealtad y solidaridad para ese pueblo. Cualidades que están muy lejos de ser parte del gobernante americano.

Para financiar la guerra se necesita mucho dinero, ¿de donde sale? Para reconstruir el país en guerra se necesitan muchos proyectos de construcción, ¿qué compañías ganan esos contratos? Las respuestas son claras, el pueblo financia la guerra con sus impuestos y además pone los muertos con los soldados enlistados en él ejército, mientras son compañías grandes las que se quedan con los contratos millonarios de la reconstrucción.

Es decir que mientras unos padecen los males de la guerra, otros se aprovechan de la misma. Eso hace que los que sufren no estén de acuerdo conque la guerra continúe, y que los que se benefician de ella se inventen muchas mentiras para que siga su curso.

Todos los pueblos del mundo tienen derecho a defenderse ante cualquier agresión externa, pero nunca iniciar una guerra bajo falsos supuestos, ni bajo mentiras premeditadas. La guerra nunca debe ser un acto precipitado. No se puede enviar a morir a los soldados bajo argumentos equivocados. No se debe explotar el sentimiento de venganza para iniciar una acción militar en contra de un estado del cual no se tiene la certeza de su complicidad.

Muchas voces que se opusieron a la visión del gobierno. Existieron voces que cuestionaron la legitimidad de los reportes de inteligencia, y lo que se hizo en lugar de escuchar esas voces, fue apresurar los planes de guerra.

Me entristece mucho ver cada día a tantos soldados muertos, al igual que tanta gente inocente en ese país, todo por las mentiras de quienes tienen el poder en sus manos. Si los que declaran la guerra tuvieran el valor de colocarse ellos mismos en el frente de batalla otra cosa seria. Si los que declaran las guerras tuvieran que enviar a sus hijos a pelear en las trincheras, lo pensarían dos veces antes de ocurrírseles semejantes ideas.

Levanto mi voz. Como madre exijo se tome en cuenta el dolor de todas las madres que viven en espera de sus hijos, y lo único que han recibido es una caja y un cuerpo sin vida.

No queremos más derramamiento de sangre inocente sobre las calles de Irak.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s


%d bloggers like this: