Ejército y Guerrilla asesinaron.

Por: Madeli Morales
sonrisachapina@gmail.com

.
.
.
Cuando el cuerpo duele porque ha sufrido muchos golpes, el golpe que duele más es el más grande o más profundo. Sanado éste, comienzan a aparecer los dolores menores, los cuales parecían inexistentes.

De la misma manera, cuando el pueblo ha sufrido tanto, el dolor que más duele es el que ha sido provocado por aquellos que estaban llamados por el estado de derecho a proteger al mismo pueblo, llámese este: gobierno, ejército, cortes de justicia, etc. Dolores menores, aunque siempre dolores son los que provienen de aquellos que en su defensa, cometieron excesos.

En este aspecto, la historia de Guatemala no es diferente a la historia de los demás pueblos latinoamericanos. El patrón que se siguió fue el mismo: una elecciones amañadas, la elección de un gobierno militar, el establecimiento de una política de represión en contra de las organizaciones populares y de las comunidades indígenas, y la persecución de todos aquellos que se oponían a la brutalidad del gobierno. ¡Ah! Y no hay que olvidar la intervención abierta o solapada del gobierno de los Estados Unidos en los destinos de nuestros pueblos.

Guatemala es un país de contrastes. Si bien es cierto que existe en nuestro país un grupo social que se beneficia de los índices macroeconómicos de crecimiento, existe otro grupo social que se alimenta de las migajas que apenas alcanzan a paliar los índices que representan la salud y la educación del pueblo.

¿Quién puede argumentar que la falta de empleos, los altos índices de analfabetismo, la presencia de enfermedades no atendidas no es un atentado al estado de derecho? ¿Y quién puede decir también que cuando un gobierno no puede o no quiere atender esas necesidades, el pueblo tiene el derecho de sublevarse? Querer decir que porque un gobierno fue electo, ese gobierno es democrático, es lo mismo que decir que porque en la iglesia se jura amor eterno, no existe el divorcio.

La realidad es diferente, democrático fue el gobierno de Jacobo Arbenz, quien al tratar de implementar en Guatemala una reforma agraria (similar a la implementada en los Estados Unidos) fue acusado de comunista por las fuerzas subversivas que no descansaron hasta derrocarlo. Es a partir de ahí, donde comienza el martirio del pueblo de Guatemala. Y también es a partir de ahí, como se explica la existencia de las guerrillas.

Es fácil usar el mismo recurso burdo y falso que usó Reagan durante su presidencia: que la existencia de la guerrilla fue producto de la intervención de Rusia y Cuba en el área. Es fácil y falso, porque eso movía la responsabilidad de los gobiernos represivos a una intervención extranjera que sólo existía en lo vacío de sus argumentos.

Ahora ya no existe la Rusia socialista, y la Cuba, que antes fue calumniada de intervenir e3n la región, da ejemplos de una alta moral y calidad humana en la formación de sus profesionales médicos. Que diferente la actitud de los Estados Unidos, quien a través de los tratados de libre comercio amenaza con perpetuar la pobreza de los pobres de Guatemala a costillas del enriquecimiento de unos pocos serviles y lacayos guatemaltecos.

Que la guerrilla guatemalteca haya cometido abusos, es algo que no se puede dudar ni por un segundo. Pero comparar los abusos de la guerrilla, a los abusos de un gobierno, el cual además estaba llamado por la Constitución de la República a defender los derechos del pueblo, es absurdo.

Hay que dejar en claro que defender los desmanes del gobierno o intentar minimizar la gravedad de sus crímenes vuelve cómplice al que lo intenta. Guatemala se merece lo mejor de cada uno de nosotros. Guatemala se merece lo mejor de sus mejores hijos. Guatemala se merece que rescatemos del olvido a todos esos héroes que dieron su vida por defender a su país, que los coloquemos en lo más alto de la historia y que los imitemos. Pero también, Guatemala se merece que no olvidemos la historia, porque pueblo que olvida su historia sufre más de dos veces su mismo martirio.

Ejército y guerrilla asesinaron, ¿entonces son lo mismo? Para leer una fuente independiente sobre la supuesta igualdad de los crímenes léase: http://www.gam.org.gt/public/publi/pdf/MASACRESenGUATEMALA.pdf y saque sus propias conclusiones. Y si se es honesto y consecuente con la historia de Guatemala se llegará a la conclusión que mientras más defienda la actitud del gobierno, más se parece a los criminales que se ensañaron en contra del pueblo durante la guerra.

2 Responses to “Ejército y Guerrilla asesinaron.”

  1. Anonymous Says:

    No eran calumnias si no hechos reales, Cuba financio y entreno a los guerrilleros, si eso no es verdad de donde salian las armas y dinero para financiarlos, el justificar el terrorismo como representación de un pueblo oprimido, es lo mismo que apoyar los actos delictivos de la guerrilla. Si la Cuba de Fidel (comunista) tiene la razón, por que todos los cubanos quieren salir de la isla, por que Fidel no permite libertad ideologica y politica, por que no respeta los derechos humanos del pueblo cubano. ¿Acaso solo Fidel tiene derechos?

  2. Rafael Hernández Says:

    solo existe una version y es la que los paises que apoyaron a la guerrila financiaron, los guerrilleros terroristas convirtieron a guatemala en un infierno

    si estan investigando a los militares que investiguen tambien a esos asesinos y especialmente a sus comandantes que a costa de sangre vivieron en hoteles cinco estrellas a cuerpo de rey.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s


%d bloggers like this: