Naturaleza implacable ( tercera parte y final)

Por: Oscar Fernández
fernandez_037@hotmail.com

.

.
.
Al final quedamos los dos amigos y compañeros de bohemia, hace 37 años que nos conocimos, en el barrio Carabanchel, éramos tres mosqueteros de aquella época , Julio, Tove , Elder y el cuarto quién escribe ( no olviden que los tres mosqueteros eran cuatro)

Entro en el recinto que queda en el sótano del edificio Géminis, vociferando en voz alta…”Bismarck” “Bismarck” “Bismarck” acto seguido abrazo a un caballero de estatura pequeña, me recordó la época de Napoleón Bonaparte, él hombrecillo le daba el aire a esté guerrero que lo inmortalizó la historia, a título personal es de los pasajes favoritos para lectura.

Me lo presentaron y pude ver que alzaba su rostro hacia el cielo, llegando al infierno de mi cerebro, ahí pude sentir su absoluto dominio de las situaciones…teniendo antecedentes de él por comentarios de días atrás, sabía que tierra estaba pisando y tal parece que él también tenía conocimientos de mi persona…

Comienza la batalla Verbal y de Conocimientos:

Alguien dijo alguna vez, “Los hombres y su vanidad, están para enfrentarse en una batalla campal o verbal” Mis temas favoritos son la historia y la cosmología, por otro lado tengo mente fotográfica y la geografía es mi pasatiempo…así que mi primera pregunta fue:

-¿De donde es Usted ‘?

Se me quedó viendo de arriba abajo, como si estuviera en Nueva York observando las extintas Torres Gemelas.

-Soy de Marruecos, dijo.

Acto seguido, tomé una servilleta y dibuje África con todos los países y sus costas.

-Te falto mi país vecino amigo… -¿no sabes cual es?

Entonces le contesté con cierta clase lisonjera. -¡Claro que sé!

Es el país de Argelia, por cierto la sirvienta de la casa tenía ese nombre.

Disertó sobre su país y sobre todo el continente Negro, a título personal es un tema que me interesa en vista que en un año estaré visitando esas misteriosas tierras, tengo un propósito que debo cumplir aún a costa de morir en el desierto, en la jungla, con los Beduinos o los Pigmeos.

Don Marco, entrado en los 65 años confirmados por él, había viajado por todo el mundo y entrevistado con personajes intelectuales de distintas épocas, su giro de negocios se lo permitía, ya que el era un editor de renombre mundial.

En la vida uno tiene que aprender que a veces es el maestro y otra es el alumno, reconocí que aquí en este lugar de esparcimiento y bebida, mi lugar era el del alumno que debe aprender. Mi actitud fue bajar la guardia y decidí escuchar, al verme vencido el hombrecillo, que era pequeño de estatura pero grande en conocimientos… me habló de Israel y sus ciudades, aprendí cosas que jamás en mi vida había escuchado, tocamos Nueva York, fue cuando se puso emocional y entre el humo del cigarrillo, los tragos de tequila que se tomaba cada dos minutos pude ver que le afectaba hablar de la ciudad que nunca duerme…

Respeté su silencio y su rostro totalmente apagado…creo que me lo agradeció, me tomé solo un trago de etiqueta negra en las rocas, pero lo interesante del caso fue que al bajar la guardia y respetar las canas del hombre y sus conocimientos hizo que se abriera en secretos jamás expuestos a mortal alguno…por último tocamos el vasto Universo y siendo también tema de mis predilectos viajamos a velocidad luz por las estrellas. Hablo de Albert Einstein y su fórmula (E=mc2)

Sin darnos cuenta aplicamos la teoría de la relatividad, ya que sin sentirlo las horas se esfumaron, pocas veces me encuentro con esta clase de seres especiales con un conocimiento tan profundo de la vida de la historia ..

Vuelvo a repetir, fue un orgullo sentirme Platón escuchando a su maestro Sócrates. Yo he leído sobre África y sus países, Camerún, Argelia, Sudán, Nigeria, incluso el cuerno de Somalia, Madagascar y Centro África, pero la diferencia con es que él a vivido y conocido todo lo que leí.

Tomé un respiro y me aparte del lugar a contemplar el vasto Universo, al consultar mi reloj, marcaba la una de la madrugada. Un frío impresionante que podía soportarlo por el abrigo que llevaba.

De pronto escuché! “La tierra se halla en el centro de la tierra” esto lo afirmó el astrónomo Ptolomeo y su concepción ayudó a poner grilletes durante mil años al conocimiento humano. Entonces Nicolas Copérnico desencadenó una revolución que desalojó a la Tierra y al hombre del centro del universo. Médico, abogado, economista, matemático y astrónomo, nacido en 1473

No pude evitar poner atención a la disertación tan exacta de la historia por parte de quién acompañaba a Julio, no pude evitar volver a integrarme a la plática y volví a recibir una cátedra de todos los grandes conocedores de la cosmología como el caso de Kepler (1571) Newton (1665) y más.

Amigos lectores no entro en detalles, solo los invito a buscar el tema en sus respectivas casas para que se deleiten del vasto Universo.

One Response to “Naturaleza implacable ( tercera parte y final)”

  1. Anonymous Says:

    No cabe duda que la fumas en grande, me confundís; por un lado hablás de tu patética pobreza y por otro presumís de lujos en el vestir.
    Con esa cara de gato garfield que tenés( como bien diría un amigo, tu cara es la mejor diseñada para ponerle apodos) ubicate en la realidad.
    A propósito y esa foto de donde la sacaste, debe ser de unos 30 0 40 años atrás.
    Deberías publicar también algunos detallitos como cuando te hiciste popó enfrente del alcalde Alvaro Arzú.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s


%d bloggers like this: