Nuestra constitución interior.

Por: Hugo Leonel García
hugamonte@yahoo.com
Referencias de la Biblia Reyna valera revisión 1960

Algunos religiosos sostienen que estamos integrados por tres partes, basados en:
Y el mismo Dios de paz os santifique por completo; y todo vuestro ser, espíritu, alma y cuerpo, sea guardado irreprensible para la venida de nuestro Señor Jesucristo. 24Fiel es el que os llama, el cual también lo hará.
[1] Tesalonicenses 5:261.

Otros piensan que nuestra naturaleza es dicótoma, alma y cuerpo. El problema real es que ninguno de los dos grupos es claro en su presentación y no alcanzan a definir la diferencia entre el alma y el espíritu, siquiera con mediana claridad.

Mi parecer es que ninguno de los dos está equivocado, siempre que se analice la situación de la siguiente manera:

Afirmo que estamos integrados por una parte material o cuerpo y una inmaterial o alma, lo cual asevero basado en:
Y no temáis a los que matan el cuerpo, mas el alma no pueden matar; temed más bien a aquel que puede destruir el alma y el cuerpo en el infierno. Mateo 10:28.

Aquí se habla del ser humano como constituido por dos partes (alma y cuerpo) que pueden ser destruidas conjuntamente o sin que el alma muera y alcance la vida eterna después de la resurrección; además, cuando Elías, obedeciendo instrucciones de Jehová, vivió con la viuda de Sarepta, el hijo de ella murió y Elías (después de orar a Dios),

Y se tendió sobre el niño tres veces, y clamó a Jehová y dijo: Jehová Dios mío, te ruego que hagas volver el alma de este niño a él. 22Y Jehová oyó la voz de Elías, y el alma del niño volvió a él, y revivió. 1 Reyes 17:21 y 22.
Elías presenciaba el cadáver o cuerpo muerto de un niño, y pidió que su alma (no su espíritu), es decir, su parte inmaterial, volviera a la parte material (cadáver) del niño.

Así, es posible establecer que estamos constituidos básicamente por dos partes, cuerpo y alma. Pero, entonces, ¿que es del espíritu que se menciona en 1 Tesalonicenses 5:26?, será mejor que se explique más adelante, en este mismo documento.

Veamos, antes de continuar, lo que espíritu significa:
En el lenguaje común (ningún diccionario lo explica claramente), básicamente esta palabra significa vitalidad, energía, fuerza impulsora o vitalidad que mueve a una persona o evento; por ello decimos que una persona es de espíritu (fuerza que lo impulsa) celoso, o valiente, o aventurero; también decimos que no se siente el espíritu navideño (vitalidad de la navidad) o de cualquier otro evento.

También decimos de un atleta, que tiene espíritu de vencedor, para expresar que su energía interna total (mental y física) lo impulsan poderosamente a obtener la victoria cuando compite. Naturalmente, la vitalidad o espíritu interior no es la misma que la que mostramos a los demás y para distinguirlas, emplearemos dos conceptos nuevos: vitalidad interior o espíritu-yo, o simplemente yo, y vitalidad exterior o espíritu comportamiento.

Yo me doy perfectamente cuenta, en mi propio ser, y espero que los demás también, que nuestra alma se divide en tres partes básicas, corazón (nuestra memoria), centro o núcleo del alma; yo o espíritu yo, la persona interior, que percibe su propia existencia y todo lo que ocurre a su alrededor, administrando además al ser completo; y mente, un instrumento al servicio del yo, que le permite analizar la información que proviene del exterior, compararla con la que tiene en su corazón (memoria) y desecharla o retroalimentarla al corazón, según lo que al yo (persona) parezca conveniente.

Este funcionamiento del ser completo se ilustra en:
Examinadlo todo; retened lo bueno. 1 Tesalonicenses 5:28.

Debe aceptarse, por simple lógica, que el comportamiento de un individuo es el resultado de todo lo que aprendió (almacenó en su memoria o corazón) durante lo que lleva vivido, por ello, el Señor dice:
El hombre bueno, del buen tesoro de su corazón saca lo bueno; y el hombre malo, del mal tesoro de su corazón saca lo malo; porque de la abundancia del corazón habla la boca. Lucas 6:45.

Que el corazón sea nuestra memoria, se ilustra además en:
Sobre toda cosa guardada, guarda tu corazón;
Porque de él mana la vida. Proverbios 4:23.

Se refiere a que de lo que almacenemos en nuestra memoria (corazón) dependerá la vitalidad o espíritu de nuestro yo, vitalidad que se manifestará hacia fuera, a través del cuerpo, constituyendo nuestro espíritu comportamiento o simplemente comportamiento.

Ahora es posible explicar el primero de los versículos incluidos al inicio, o sea:
Y el mismo Dios de paz os santifique por completo; y todo vuestro ser, espíritu, alma y cuerpo, sea guardado irreprensible para la venida de nuestro Señor Jesucristo. 24Fiel es el que os llama, el cual también lo hará. 2 Tesalonicenses 5:26.

El espíritu se refiere a nuestro comportamiento, el alma se refiere a nuestra parte interior, que de una u otra manera se percibe en el cerebro (no en un dedo) y el cuerpo, es obvio.

COMENTARIOS:

1) Lo expuesto me parece completamente claro y lógico

2) Los religiosos que conocen estos criterios, se oponen a discutirlos y no me han dejado saber si les parecen ilógicos y por qué. No los aceptan, simplemente se aferran a su fe dogmática, aquella que sostiene el grupo al que pertenecen, como si hubieran vendido su alma a tal grupo y no a Dios, igual que muchos políticos a su partido.

3) Ruego a los religiosos, respetuosamente y en el nombre del Señor, que honestamente consideren la conveniencia de aceptar estos criterios, en nada contradictorios con la Biblia, y otros que puedo exponer, a efecto de ir formando un solo cuerpo de Cristo, en vez de tantos pedazos (en religiones pseudos cristianas que sostienen diferentes doctrinas).
De esta manera, serían además, más efectivos (eficaces) y eficientes (al exponer criterios claros y fáciles) en la consecución de sus supuestos fines: SALVAR ALMAS PARA CRISTO.

NOTA: El escritor de este Artículo ha escrito también el libro ALMA-ESPIRITU-FE-AMOR-MATRIMONIO, que se encuentra de venta en alrededor de 40 librerías de la capital y que contiene cantidad de otros argumentos y temas. Para pedirlo por correo desde cualquier lugar de la República, o para más información por favor llame al 2434-7817 o escriba a hugamonte@yahoo.com

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s


%d bloggers like this: