El hábito de la lectura.

Por: Hugo Leonel García
.
.
.
El concepto de cultura ya cambió, es decir, no podemos seguir leyendo el Quijote de la Mancha. En el siglo IXX y parte del XX, dado que no había TV, ni tanto conocimiento científico, un hombre culto era un payaso (lo cual digo con todo respeto) refinado, es decir, aquel que entretenía y cautivaba, con su conversación, la atención de los escuchas, con el propósito de pasar, juntos, buenos ratos.

Debe comprenderse además que hay varias clases de lectura:

Literatura: (cuento, novela, poesía) Esta clase de lectura adolece del inconveniente que, en general, solamente deleita al alma, es decir, le provee ratos de esparcimiento. Muchos poetas hablan del alma y del espíritu, pero ni idea tienen de qué es eso ni la diferencia entre una y otro. No debiéramos promover la lectura sólo porque sí, es necesario comprender que ésta, no sólo puede resultar en una pérdida de tiempo, sino puede incluso hacer daño, como las novelas con imágenes. Mucho de lo que se lee responde más bien a un esfuerzo publicitario y no a que realmente lo que se publicita sea educativo, así como se hace triunfar a los ídolos de la actuación, que sin publicidad, nada son.

Quise leer el Quijote y me percaté que es una serie de historietas con poco mensaje, cuando habla del amor se refiere a las pasiones sentimentales, más que al amor verdadero. Si se lee a Cohello, pues…, aparte de ser palabras bonitas, los mensajes no siempre son veraces. En general, la literatura adorna con un montón de palabras que constituyen libros, para transmitir un mensaje confuso y difícil de ubicar entre tanta palabrería, Lo digo por Cien años de Soledad y El Señor Presidente.

Hacen descripciones de lugares que no pueden comprenderse, porque no son completas, no son claras y correctamente presentadas y se utilizan modismos locales. Julio Verne, en 20,000 leguas de viaje submarino, hace descripciones de lo que imaginariamente ve a través de las ventanas del submarino en que viajan, pero ¿qué se entiende de tantos nombres “científicos” inventados por él? En general pensaría que esta clase de lectura es pérdida de tiempo, salvo para los vendedores de libros.

Ciencia ficción: Con los mismos problemas que la lectura meramente literaria, tiene al menos la ventaja de permitirnos vislumbrar el futuro, a través de la mente de una persona con mayor preparación científica y de poder imaginar la forma de vida del futuro, lo que, eventualmente, podría ser de alguna utilidad.
Ciencias: Este es quizás el campo que junto al de la Biblia debiéramos promover, no obstante que requiere mayor esfuerzo analítico. Tiene dos ventajas, dependiendo del área de investigación:

1) Agilizan la mente y amplifican no solamente el poder analítico sino la capacidad analítica o tamaño de los problemas que se analizan; y

2) Nos permiten conocer cada vez mejor el Universo en que habitamos.

En cuanto a los libros formales de este campo son muy correctos y claros, particularmente los escritos en ingles, debe promoverse mejores libros en español para nuestros escolares y público en general, de tal suerte que se facilite este aprendizaje.

Son parte de estas disciplinas, la Matemática, Química, Física, Biología, Astronomía, Geografía Física, Ciencias de la Cibernética (computación), etc. Es aquí donde debiéramos encaminar nuestros esfuerzos por promover la lectura

Religión o pseudos-espiritualidad: Debe comprenderse que, en términos generales, las religiones presentan mensajes desorientadores, toda vez que cada una se basa en dogmas y doctrinas propias de cada religión. Si fueran verdaderas, todas serían iguales, pues la verdad – sobre todo, la verdad absoluta de Dios – es sólo una.

Por otro lado, son los libros peor escritos y peor traducidos al español, que he leído, contienen verdaderos absurdos y frases tan mal armadas que, o no pueden comprenderse, o su comprensión cuesta un verdadero esfuerzo.

Tengo algunos documentos, que han de creerse por fe, no en Dios, sino en el que escribe, que son un verdadero horror. Y como no quiero hablar tan mal de todos, debo decir que los menos extraviados son los Testigos de Jehová, al mismo tiempo que aclarar que huí de las religiones, por las causas que explico.

Espiritualidad: Debe comprenderse que en la dimensión espiritual, aquella donde viven los espíritus, hay dos bandos en conflicto, el de la luz y el de la oscuridad; al primero me referiré en el siguiente apartado y, en cuanto al segundo, debe decirse que, para poder distinguir cuál pertenece a la oscuridad y rechazarlo, es necesario conocer a Dios.

No siempre es tan fácil distinguir este tipo de la mala lectura como en el caso de la pornografía, por ejemplo.

Espiritualidad que viene de Dios: Esta solamente puede aprenderse en la Biblia, por lo que el Estado debiera promover foros de científicos espirituales con la idea de promover la correcta interpretación de la Biblia. Es imposible lograr, con esfuerzos meramente humanos, el mundo ideal que todos soñamos, donde haya paz, tranquilidad, honestidad, limpieza, conocimiento, comodidad, etc. Y es imposible porque no damos a Dios, que sólo conoceremos a través del estudio analítico concienzudo (escudriñar) de la Biblia, el lugar prioritario que le corresponde en nuestras vidas.

Como un avance, quiero narrar, con todo respeto, que la Teoría de la Evolución es tan absurda que no me explico como aún no se descarta; otra vez fanatismo religioso, es decir, dogmas y doctrinas humanas a las que la gente se aferra de una manera increíble, negando su capacidad de pensar. Es mi intención escribir un libro al respecto.

Con este documento sólo pretendo probar que el hábito de la lectura es bueno o malo, dependiendo de lo que leamos y suministra algunos criterios que permitan aprender a seleccionar las buenas lecturas.

Prioridad uno debe ser el preocuparnos por hablar tan correctamente como es posible, ya que pensamos y escribimos en el idioma que hablamos y, si lo hablamos mal, nuestra mente será desordenada y le costará mas la lectura y la escritura de libros que cooperen con nuestra constante superación.

Debe comprenderse que el lenguaje es un mecanismo de comunicación que no debe corromperse o terminaremos no comprendiéndonos unos a otros.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s


%d bloggers like this: