La risa de los niños ( cuarta parte)

Por: Gil Zu
saker_ti@megachapines.com

Los niños no son responsables de la guerra entre adultos y entre naciones, en Estados Unidos ofrendaron su vida estadistas y líderes que planteaban un Mundo Nuevo: Ni Lincoln ni Luther King estaban de acuerdo con la discriminación racial ni con la esclavitud y por ello fueron asesinados.

La Doctrina Monroe fue aceptada como base doctrinaria en los Estados Unidos, pero, quebrantada muchas veces. El mundo no olvida la invasión en contra de Guatemala con financiamiento de la CIA en 1954, como lo expresa un epígrafe que a la vez es un canto de denuncia:

Cordero que bala y balas, dramáticos momentos fueron bala porque a Guatemala, Balas norteamericanas la hirieron

La juventud en aquel momento, la que había creído en el proceso de cambio, la misma que se reunía en cafetines para debatir sobre las nuevas corrientes del pensamiento. algunos siguiendo las enseñanzas de la Iglesia Católica, otros convencidos de la filosofía de Marx, otros cuyos padres figuraban en los listados de partidos políticos desde el decano de la revolución del 44 Frente Popular Libertador, el PGT, Alianza de la Juventud Democrática o alguno de los hijos de millonarios que integraban el gabinete de Arbenz de apellido Fanjul (Economía) o Prem Beteta (Finanzas), hijos de ministros que no eran capitalistas y que luego salieron al ostracismo sin dinero como Meme Galich, dramaturgo y autor de la pieza teatral La Mugre con dedicatoria a la dirigencia sindical o como el Doctor Raúl Osegueda Ministro Excelencia en Educación.

Esa juventud quedó frustrada por los efectos de aquella invasión, aun cuando hubo un alivio de esperanza con el alzamiento de los patojos de la Escuela Politécnica (200) que derrotaron a las tropas invasoras y cuya historia la ha descrito Quique Wer en medios de comunicación que incluyen esta revista digital Megachapines.

La risa de los niños es igual. Los niños en 1944 con los que se encontraban en
1954 y los que se encuentran hoy 2008. Ellos no son responsables de las guerras, ni de la violencia, ni siquiera los hijos de mareros de los que me ocuparé otro día para proponerles que hagamos algo por rescatarlos.

Que ocurre a nuestros pequeños en la actualidad? En una ocasión que se organizaba un seminario en un colegio capitalino fui invitado a participar y al preguntarle a una alumna: ¿Porque estas en este Colegio? me respondió:
-Porque mis padres me obligan y no dejan que yo decida.

De generación en generación nuestros niños siguen sonrientes, pero aprendiendo de sus padres como aquel niño de pelo largo que resultó con un arete en la oreja y el maestro asombrado mandó llamar al padre del alumno, su sorpresa fue mayúscula cuando vio al papá con el pelo largo y dos aretes.

Deseo expresar al pueblo norteamericano mi admiración por demostrar ser un pueblo maduro muchas veces sorprendido en su fe por politicastros que no defienden sus raíces sino un sistema que poco a poco se derrumba.
Comparto los ideales de Martin Luther King cuyo final en su último discurso dijo al mundo:

Hoy nos queda una alternativa: la coexistencia no violenta, tenemos que pasar de la indecisión a la acción. Si no actuamos seguramente seremos arrastrados por los largos oscuros y vergonzosos pasillos del tiempo; reservados aquellos que tienen poderío sin moralidad y fuerza sin visión.
Ahora empecemos, volvamos a dedicarnos a la larga y amarga, pero hermosa lucha por un Mundo Nuevo. Luther King

Quiero compartir la risa de los niños. Quienes estudian en colegios privados con el derecho que le asiste a sus padres de costear su colegiatura por ser propietarios de empresas, también a los niños en esos mismos colegios hijos de padres cuyos salarios provienen de una empresa privada o del estado y quienes cifran sus esperanzas en el aguinaldo del final de año.

Existen muchos niños en todos los sectores que incluyen los de más pobreza y aquellos niños indígenas que caminan descalzos llevando cargas en la espalda. Alguien me dijo equivocadamente que viven así porque esa es la voluntad de Dios, otros opinan que estad mas contentos de ir a cortar la milpa con el padre y pretender que cambien de vida es hacerles daño.
Yo no creo en esto último, insisto que dentro de cada niño, pobre o rico existe un potencial que hay que descubrir y eso solo se puede lograr si les brindamos oportunidades.

La historia nos cita ejemplos como los de Lincoln y el de Juárez.

Finalizo con un saludo a los niños en Costa Rica. Esa bella tierra centroamericana en que Pepe Figueres con seguidores armados de escopetas derrocaron un gobierno, como ya pasó mucho tiempo les doy el chisme que Pepe Figueres recibió el apoyo de un grupo de legionarios que se identificaron como La Legión del Caribe y que historiadores de la generación del 44 pueden referir con mas certeza. En una oportunidad con mi esposa fuimos al Cine Palace en San José a ver una película de cantinflas y cuando terminó toda la gente saludaba a un hombre de estatura baja que llevaba un paraguas debajo del brazo. Todos le decíamos: -Buenas noches Don Pepe.

Era el Presidente de los ticos.

Guardo profundo respeto por la generación de Cadetes del 2 de agosto de 1954 y creo que la mentalidad de la oficialidad castrense en Guatemala ha cambiado y he comprendido que la dignidad militar y la defensa de nuestra soberanía se encuentra bajo su cuidado, así como preservar el orden constitucional.

En Costa Rica el gobierno de Pepe Figueres abolió el ejército y en uno de sus primaverales parques un ciudadano anónimo seguramente japonés dejó este recuerdo :

Dichosas las mujeres Costarricenses que van a dar a luz, porque saben que al nacer su hijo; nunca va a ser soldado.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s


%d bloggers like this: