La historia deformada.

Por:GIL ZU
saker_ti@yahoo.com

Las clases de historia en las escuelas pueden complementarse con la participación de expositores versados en el tema.
Por ejemplo, los estudiantes de las escuelas militares en Guatemala deben conocer lo sucedido en la madrugada del 2 de agosto de 1954 cuando los alumnos de la Escuela Politécnica se levantaron en armas para restaurar la dignidad militar en contra de huestes invasoras integradas por criminales y mercenarios financiados por la CIA norteamericana con la complicidad de los mas altos jefes militares de la época.

Me he enterado que el Ministerio de la Defensa a finales del 2007 otorgó una distinción al ex-cadete, hoy polémico columnista del Diario La Hora y de la revista MegaChapines Quique Wer quien a la vez fue invitado a algunos centros de estudio militar para ofrecer una charla a los alumnos con relación a ese histórico acontecimiento que debe permanecer en el altar del honor.

Desde esta columna propongo a Jefes Militares como el General Sisniega Cordero para que el periodista Wer ofrezca una conferencia a efectivos de tropa a su mando. Las nuevas generaciones militares deben conocer nuestra historia, conscientes que su deber se centra en la defensa de nuestra soberanía y las Instituciones Democráticas, están dispuestos a hacer honor a las estrofas de nuestro Himno Nacional:
Si mañana tu suelo sagrado, lo amenaza invasión extranjera…

LAS PRIMERAS DAMAS, SON DAMAS DE PRIMERA.

Nuestro Director Edgar Orellana dedica uno de sus Editoriales a Sandra Torres.

Yo me uno a este criterio dando el espacio que le corresponde a una mujer que ha alcanzado niveles universitarios y académicos pero permaneciendo en su trinchera de lucha: los sectores de mayor pobreza en Guatemala.
La Historiadora Carolina Escobar Sarti nos comentó en una de sus columnas de Prensa Libre la entrevista que tuvo con Sandra Torres y la define como una mujer sencilla pero talentosa. Sin ostentación pero con orgullo.

En anteriores columnas estuve escribiendo sobre la vida de un emigrante que en su infancia sufrió los peores reveses de la vida. Rechazado, rodando de casa en casa, con hambre hasta que un día un pastor evangélico lo orientó para que acudiera a uno de los comedores infantiles que dirigía la esposa del presidente Arévalo.

Desde aquel día con desayuno en el estómago (gratuito) y una caja de lustrar zapatos comenzó a ganarse la vida. Hoy en su tercera edad, en New Jersey donde vive junto a su esposa Blanquita aun dice: Dios bendiga a Doña Elisa Martínez y a los comedores infantiles que dirigió a favor de los niños

Sandra Torres no pertenece a esa legión de Damas de la alta sociedad que acostumbraban hacer regalitos el Día del Cariño a niños pobres rodeadas de seguidoras y seguidores lambiscones que nunca propusieron planteamientos concretos para promover una sociedad más justa.

No se trata de lucha de clases. Trato de proyectarme a un mundo nuevo como el que soñaron Arbenz en Guatemala y Luther King en Estados Unidos.
No tengo medios económicos para ayudar a la solución del problema de la pobreza en mi país, pero usted Sandra Torres cuente con la única arma que he aprendido a usar, con la cual se ha conquistado corazones y se han derrumbado tiranos.”Mi Pluma”
No la pongo a favor de su persona sino de la proyección que usted impulsa hacia una sociedad más justa.

One Response to “La historia deformada.”

  1. Anonymous Says:

    Excelente articulo . Gracias a nombre de todos los niños pobres
    de Guatemala. Nosotros nunca olvida
    remos a DoñA Elisa Martinez esposa
    del Doctor Arevalo.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s


%d bloggers like this: