Un pueblo con hambre es un pueblo sin paz.


Por: Edgar Orellana

.
.
.
Ayer me tocó ir de compras al mercado con mi hija pequeña y aparte de escuchar comentarios alarmantes pude comprobar que la situación económica se ha deteriorado a tal extremo que los precios se han incrementado de una manera considerable, mientras tanto los salarios siguen igual.

Las amas de casa con quienes conversé comentaban que todo se ha ido por las nubes y el dinero ya no alcanza, y por si fuera poco el gas propano subió de 90 quetzales a 120, se avecina un incremento al precio de la energía eléctrica, los autobuseros subieron el precio del pasaje y los taxistas no se quedan atrás.

Una señora en tono preocupado dijo. – Lo que antes comprábamos con 100 quetzales ahora necesitamos 500 y lo peor es que no hay quien regule los precios y siempre somos los más pobres quienes pagamos el pato.

Con justa razón un señor que vendía tomates señaló: – Si esto sigue así no va a quedar mas remedio que irnos a la calle a protestar hasta que nos atiendan a los que tenemos que hacerle mas hoyos al cincho, porque la situación es insostenible.

Y en carne propia tuve que experimentar el disgusto de ver los precios por las nubes, y entendí porque las amas de casa dicen que ya no alcanza el dinero y que ahora comprar un huevo cuesta otro.

Aun así hay quienes se ponen quisquillosos cuando digo que el gobierno de Oscar Berger fue un gobierno de ricos y que los favoreció a tal extremo que la vida se encareció tanto que de seguir así, puede estallar una bomba social que llevará al pueblo a exigir que se regulen los precios o que se manejen precios tope a la canasta familiar, de lo contrario; el hambre es mala consejera.

Por si esto fuera poco el gobierno anterior dejó deudas de mas de dos mil millones de quetzales, los hospitales sin medicina, las escuelas sin escritorios, libros y sin desayuno escolar.

Y no estoy asumiendo una actitud alarmista solo porque si, comprobé el disgusto de amas de casa, vendedores y quienes se encontraban de compras en el mercado.

Por eso desde esta trinchera insisto; la posición del Presidente Álvaro Colom es plausible, apoyar a los pobres y dedicar mayor esfuerzo a combatir la pobreza en este país, el Fondo de Cohesión Social que dirige la Esposa del Mandatario, enfocará sus esfuerzos en este sentido, espero que así sea.

No hay trabajo, donde hay, los sueldos se mantienen bajos y los precios subiendo a niveles alarmantes, es de preocuparse y asumir medidas cuanto antes.

Don Álvaro, mande al diablo a la famosa Dirección de Atención al Consumidor(DIACO), de nada ha servido y solo aumenta la burocracia, esta institución mas parece una burla al pueblo.

Un pueblo con hambre, es un pueblo sin paz.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s


%d bloggers like this: