La Cascada.

Por: Gil Zu

Los partidos políticos en América Latina.

En la década de 1944-54 Guatemala vio florecer la organización de partidos políticos dentro de las libertades ciudadanas como resultado de la revolución de octubre. En el congreso de la Republica se significaron doce diputados de la oposición a quienes se les llamó Los Doce Apóstoles.
De lado de los partidos revolucionarios estaban: El Frente Popular Libertador, mas tarde el Partido Acción Revolucionaria, el Partido de la Revolución Guatemalteca, Renovación Nacional, Partido de Integridad Nacional y el partido de los comunistas guatemaltecos: el PGT.

La lucha por el poder entre estos partidos desvirtuaron los propósitos del desaparecido Frente Popular Libertador de cuyos testigos aun quedan algunos intelectuales entre ellos el Licenciado Alfonso Bauer Paiz.
Se hizo popular la respuesta a las llamadas telefónicas al FPL cuando decían: Frente Popular Libertador partido mayoritario por la soberana voluntad del pueblo a sus órdenes.

Conforme el FPL fue desapareciendo permanecieron algunos de sus integrantes en las trincheras de lucha: Poncho Bauer y Maco Villamar Contreras. El FPL se fue nutriendo de universitarios talentosos que cuando cumplían alguna tarea de trabajo en el interior del país apenas contaban con el pago del transporte extraurbano que los llevaría.
En las filiales les proporcionaban alojamiento y comida, fue una generación asombrosa que llevo al FPL a la cima de la popularidad.

De 1954 en adelante fueron apareciendo en el escenario partidos de todos los colores atrapados por dirigencias que hicieron de cada partido su negocio particular. Estos dirigentes se acercaron servilmente a despachos militares a ofrecerles apoyo a cambio de cuotas de poder. De esa cuenta se sucedieron golpes de estado, fraudes electorales y la mayor corrupción en la historia.

En la actualidad la juventud nuevamente enarbola luchas de reivindicación, en Estados Unidos se alza la voz de los jóvenes rechazando a los partidos políticos tradicionales y proponen un cambio. (La Super Girl)
En Guatemala la juventud universitaria, la de asentamientos humanos, los sectores de mayor pobreza llevaron a la presidencia al Ingeniero Álvaro Colom, no fue la UNE ni fue la fuerza de los diputados. Fe el rechazo de los sectores marginados, rechazo a la violencia, rechazo al terror, rechazo a la pobreza.

Si personalidades que favorecen estos cambios como Haroldo Rodas, Fernando Fuentes Mohr, o Sandra Torres toman en cuenta estos fenómenos que se gestan desde Estados Unidos hasta Bolivia; pueden coordinar sus acciones bajo la dirección de la Social Democracia y desde ya anticipo que se estará propiciando el resurgimiento de un nuevo Frente Popular Libertador.

La Juventud de los Asentamientos Humanos, de las áreas rurales, de la universidad les recomiendo que inviten a alguno de estos periodistas: Lic. Ricardo Rosales Román para que les de una charla sobre lo que fue Alianza de la Juventud Democrática. Y al periodista Enrique Wer que les platique sobre El Movimiento Mundial de Juventudes Larouchistas con sede en los Estados Unidos. Incluso a los Altos Jefes Militares inviten a Quique Wer para que ofrezca una charla a los efectivos de tropa en especial los alumnos de la Escuela Politécnica, sobre lo ocurrido la madrugada del 2 de agosto de 1954 en la misma Escuela Politécnica.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s


%d bloggers like this: