El costo de las facturas políticas.

Por: Fidel E. Orellana.

Toda campaña política conlleva, por parte del candidato o del partido, la búsqueda de alianzas y apoyos para afianzar el triunfo. Esta es una práctica válida; se trata de hacer causa común para alcanzar el objetivo, y en ese sentido, los respaldos son valiosos y bienvenidos.

El problema comienza cuando quienes otorgan esos apoyos no lo hacen por solidaridad con el amigo candidato o por identificación con los principios y plataforma ideológica del partido que lo propone, sino con el avieso fin de obtener algo a cambio, una vez conseguido el propósito.

Esos ejemplos los hemos tenido a montones en nuestro país y en nuestro municipio. Los convenencieros, los arribistas abundan. Y se tiene que señalar a quienes pasan este tipo de facturas, cobrando con creces el favor de haber apoyado en campaña. De allí procede en gran parte el saqueo a las arcas públicas y el repugnante tráfico de influencias de algunos que buscan salir de pobres a como de lugar, sin importarles que en sus trapacerías dejen más miseria y necesidad.

Todo esto desencanta, decepciona y desmoraliza a la ciudadanía. ¿Esta es la democracia que todos queríamos? Llevamos ya 22 años de presidentes civiles, de un sistema en el que el primer mandatario, diputados y alcaldes son elegidos libremente por los guatemaltecos y las prácticas de corrupción no se acaban. Por el contrario, con cada nuevo gobierno vemos funcionarios que se lucen con procedimientos cada vez más asquerosos a la hora de robar.

Ahora, el verdadero origen del problema está en candidatos que en su afán de ganar una elección son capaces de pactar hasta con el diablo y muchas veces no prevén las consecuencias, que pueden ser, entre otras, una administración desastrosa por la argolla de corruptos de que se ve rodeado y que, quiéralo o no, terminan por manchar su imagen.

¿Hay solución? Podría haberla si tuviéramos candidatos con conciencia, que no vendan su dignidad, que prefieran la derrota antes que negociar con la corrupción y que estén dispuestos a encarar los grandes retos sin compromisos dudosos.
Identificar a estos sujetos que se acercan para ofrecer apoyo no cuesta gran trabajo, la ambición se les nota a leguas y mantenerlos a distancia es lo más aconsejable para cualquiera.

Bueno, para cualquiera que no haya hecho pactos y compromisos con ellos en el pasado.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s


%d bloggers like this: