La última milla ( Jugada Maestra)

Por: Carlos E. Wer

Quien no conoce su historia, está sujeto a cometer los mismos errores.”

.

.Si Avieno le diera el nombre de Albión, no se conoce (o yo no sé) quien tuvo el tino de calificarla de “pérfida”. Pero la verdad, es que la historia se ha encargado de dar la razón a quien lo haya hecho. La enorme experiencia que ella, la Gran Bretaña, adquiriera en sus cerca de cien años de haber conformado el “imperio británico”, la coloca aún hoy en una situación en la que, si bien es cierto, no aparece “en primera línea” del poder mundial, su influencia la ha llevado a que se implementara nuevamente su Sistema Económico Británico, mejor conocido como de Libre Comercio”.
.
Y esa influencia, especialmente en el hegemón que hoy, debido precisamente a la implementación de las políticas económicas neoliberales tambalea peligrosamente, ha determinado, no solamente que en varias oportunidades los Estados Unidos de América haya caído en el repetido error de la implementación de las políticas económicas del sistema británico, sino que el importante segmento de su población calificado de “Swap”, se incline constantemente a su favor.
.
Ya a finales de los treintas del siglo pasado, durante la campaña presidencial que en plena II Guerra Mundial llevaría a Roosevelt a su último período presidencial, los poderes económicos británicos encabezados por Churchill, maniobraron para evitar que el Vicepresidente Henry Wallace, quien en definitiva continuaría con la política presidencial no precisamente probritánica de Roosevelt, pudiera acompañarle nuevamente. En su lugar, escogieron una pieza que les favoreciera abiertamente, sabiendo que Roosevelt, como efectivamente sucedió, moriría en el cargo. El elegido fue Harry S. Truman, el mismo que cediendo a los intereses británicos, quienes no veían con buenos ojos las relaciones ruso-estadounidenses, lanzara, innecesariamente las dos bombas atómicas sobre territorio nipón.
.
Hoy, a sesenta y ocho años la diplomacia e inteligencia británica vuelven sobre sus fueros proporcionándole al candidato opositor a Hillary Clinton, (quien por la experiencia de su esposo, tomaría otro rumbo ante la crisis financiera que agobia al país), la posibilidad de obtener fuertes donaciones, las que lo sitúan en un virtual empate con la senadora neoyorkina. Esta hábil estratagema ha logrado debilitar la fortaleza del partido demócrata, el que se desgasta ante la cerrada carrera por la nominación.
.
¿Favorecerá esta situación al candidato republicano John McCaine?…no es precisamente la intención británica. Su as lo representa la posibilidad, ya explorada por sus equipos, quienes han recorrido al país en busca de una candidatura “independiente” del multimillonario alcalde neoyorquino Mike Bloomerg. A sabiendas de que este sería fácilmente derrotado por la señora Clinton y habiendo logrado situar al senador Barak Obama, a un paso de la nominación, los aparatos mediáticos británicos inician ya la campaña para “bajarlo del caballo”.
The Guardian, The Independent y The New Zealand Herald, se han encargado de “abrir el fuego”, señalando los lazos del Senador Obama con un Mafioso de Chicago. Un hampón de la política y explotador de inquilinos pobres en esa área Tony Rezko. The Guardian incluso “sugiere” que los republicanos podrían escudriñar la relación Obama-Rezko. The Independent añade leña al fuego, cuando señala que en Chicago acecha “un secreto peligroso” del pasado del Senador Obama. Fuego suficiente como para provocar en los Estados Unidos un estallido que podría terminar con el sueño del primer aspirante afroamericano a la primera magistratura de ese país.
.
Agazapados tras el potencial escándalo, el grupo fascista encabezado por George Schultz , el ex Secretario de Estado, el Gobernador Schwarzenegger, el banquero Félix Rohatyn, el Senador Joe Lieberman, quienes apuestan a un Bloomerg candidato a presidente, o por lo menos como compañero de fórmula de McCaine. Ello garantizaría la continuidad de las políticas económicas, que a pesar de la tormenta, mantendrían a los Estados Unidos en la línea de la guerra como alternativa.
.
Y es el riesgo que los poderes económicos de la City de Londres no desean correr: el que la experiencia del expresidente Clinton, lo pudiera llevar a acercarse a China, India y Rusia en busca de una solución a la crisis, que los alejaría del sistema británico.
Solo las próximas semanas, pueden develar los entretejidos de la campaña estadounidense por elegir a un nuevo presidente.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s


%d bloggers like this: