La Cascada.

DOS CUENTOS CORTOS EN 7 PALABRAS.
.
Por: Gil Zu.

El género surgido en el oriente fue cultivado en Grecia por Esopo y en Roma por Fedro. Entre las más conocidas se encuentran La Fontaine y las de Iriarte y Samaniego en el siglo dieciocho. Tito Monterroso la lleva más allá de las fronteras patrias y despertó inusitado interés en especial los niños en el siglo XX. Uno de mis libros Cuando los Pueblos Despiertan, Bolívar está Presente es un compendio de cuentos cortos con una información anexa, las que estoy publicando en la revista digital Megachapines para que las disfruten los lectores todos.

Cada cuento es una historia universal. En esta columna quedan insertos dos de estos cuentos cortos, uno relacionado con uno de los Dramaturgos mas significativos de Guatemala: Manuel Galich y el otro dedicado a las guerras que han abatido la moral, la economía y a la humanidad entera.

LA MUGRE LA DEDICÓ A DIRIGENTES SINDICALES.

Hablar de Manuel Galich es recordar a una generación de escritores, poetas y artistas de todas las disciplinas surgidos con la revolución del 20 de octubre de 1944 en Guatemala, Canciller en el gobierno del Coronel Arbenz.. Autor de varios libros, entre ellos: Del Pánico al Ataque y de Piezas Teatrales como El Tren Amarillo, Mi hijo el
Bachiller o a La Mugre.

El Tren Amarillo denuncia la participación en Guatemala de la United Fruit Co acaparando miles de hectáreas de tierra improductiva que fueron intervenidas al amparo del Decreto 900 Ley de Reforma Agraria, lo cual justificaron desde Washington para que la CIA norteamericana financiara una invasión en contra de nuestro país que ocasionó miles de muertos, mas de 100,000 familias huyendo la mayoría a México y un retroceso en esta nación que aspiraba con el programa puesto en marcha a sacar de la pobreza a Guatemala.

Las tierras que habían sido entregadas a campesinos les fueron quitadas por los invasores y surgió una élite de aprovechados en los programas agrarios de Castillo Armas y seguidores entre empresarios, políticos corruptos y militares.
Veinte años después la misma CIA abrió los archivos para darlos a conocer al mundo y el ex presidente de Estados Unidos Bill Clinton al llegar a Antigua Guatemala, pidió perdón a los guatemaltecos por lo ocurrido en 1954.

¿Que pensaron los políticos estadounidenses de esto?

Estados Unidos acogió La Doctrina Monroe como un legado de justicia y base moral para esta nación. NO a la intervención, NO al colonialismo que en la práctica no se había cumplido

James Knarr de la Southern Illinois University sostiene que otra razòn de actuar es la reacción a las revoluciones nacionalistas en la región pues al nacionalizar medios de producción atentan contra los intereses de las trasnacionales con capital norteamericano.

Además, el antinorteamericanismo en ese momento fue considerado como comunismo soviético lo cual era un argumento para atacarlo. Knarr.

Michael Krenn, de la universidad estatal Apalache asegura que la razòn fue la jerarquía racial. Cito declaraciones de funcionarios estadounidenses que afirmaban que los atrasados inferiores, mestizos e indios guatemaltecos necesitan ser orientados y gobernados.
David Jicking ex funcionario de la CIA advirtió varios errores, entre ellos: la competencia con la URSS para que no estuvieran becando a líderes guatemaltecos a la Unión Soviética para que aprendieran doctrina sino becarlos a Estados Unidos para que aprendieran como usar refrigerador

También dar luz verde a los militares para actuar con violencia, luego Andrew Schiewitz dijo que Estados Unidos dio a los militares la capacidad para dirigir políticamente a la sociedad y eso lo justificaron jefes militares por su actuación.

Lo anterior encierra la trama del Tren Amarillo, pero, en cuanto a La Mugre, Galich la dirige en contra de la dirigencia sindical y eso provocó rechazo de los sindicalistas quienes se preguntaban porque no se había dirigido la obra en contra de la dirigencia de partidos políticos, pero el autor no cambió el mensaje y hasta la fecha esta obra se presenta en escenarios del mundo.

Otro cuento en 7 Palabras:
PERDONEME POR ESTA GUERRA. No soy responsable.

Al finalizar la Segunda Guerra Mundial Alemania en especial Berlin se encontraba entre escombros. Las tropas aliadas habían derrotado a las del Eje y los mejores aliados de Estados Unidos era La Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas e Inglaterra. Fueron Roosevelth, Stalin y Churchill quienes firmaron los tratados de Yalta.
Años después se escucharon estas frases : Estados Unidos no tienen amigos, lo que tienen son intereses.

En mi novela Ruth la Judía, describo a una enfermera norteamericana caminando entre los escombros de Berlín acompañada de un Soldado estadounidense cuando de pronto son detenidos por una anciana que les implora una ayuda para comer.
La enfermera saca de su bolso dinero y se lo entrega. Entonces la anciana le acaricia la mejilla y les dice: Perdón por esta guerra. No soy responsable. Mis cuatro hijos fueron muertos en combate Yo no sé en contra de quien peleábamos.

Ninguna guerra es barata, toda guerra tiene un costo muy alto y las guerras deben de terminar. Dijo Cicerón:

LA PEOR PAZ SERA SIEMPRE MEJOR QUE LA MEJOR GUERRA.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s


%d bloggers like this: