¿Quién es Álvaro Uribe?

Álvaro Uribe heredó numerosos bienes con la muerte de su padre. En 1977, Inversiones Uribe Vélez, de propiedad de Álvaro Uribe y su padre, adquirieron la finca La Mundial, ubicada en Maceo (Antioquia) y la hacienda llamada La Carolina. Su familia también eran propietaria de la hacienda Guacharacas (ubicada en San Roque, Antioquia).

Tras la muerte de su padre el 14 de junio de 1983, la familia sufrió una crisis económica ya que el fallecido Alberto Uribe había incurrido en deudas. De las 25 haciendas que mantenía Inversiones Uribe Vélez solo lograron mantener una en Bolombolo. Luego adquirió El Ubérrimo, con 2.000 hectáreas, cerca a la ciudad de Montería, en el departamento de Córdoba. La finca cuenta con un diseño de rotación del ganado y es una de las más productivas de la región. La otra finca es llamada San José con 23 hectáreas

Gobernador de Antioquia (1995-1997) (Lo único bueno que encontré de este tipo)

Álvaro Uribe Vélez fue elegido Gobernador de Antioquia para el período 1995-1997, derrotando por 418 votos al candidato conservador Alfonso Núñez Lapeira, quien luego apoyó al gobernador electo. Se posesionó el 2 de enero de 1995.[42] Durante su mandato, Antioquia tuvo un nuevo estilo de gobierno más dinámico y se crearon los consejos comunitarios.

Como gobernador de Antioquia recortó gastos y personal, [44] amplió la cobertura de educación en 102.000 cupos, multiplicó por tres los kilómetros de carreteras pavimentadas y logró que un millón de antioqueños tuvieran sus servicios de salud subsidiados.

Su administración también defendió y promovió la implantación local de las CONVIVIR, cooperativas de seguridad privada creadas por el gobierno nacional mediante el Decreto 356 de 1994 y una resolución del 27 de abril de 1995 de la Superintendencia de Vigilancia y Seguridad Privada

Relaciones exteriores

En política internacional el gobierno de Álvaro Uribe apoyó la guerra contra el terrorismo tal como la ha impulsado el presidente estadounidense George W. Bush. A pesar de la oposición interna el gobierno apoyó diplomáticamente la Invasión de Irak de 2003.

Las relaciones políticas con Venezuela fueron inicialmente cordiales, aunque se deterioraban por momentos por fuera del tradicional conflicto limítrofe en el Golfo de Venezuela. El apoyo de Uribe a Bush ha sido tomado por los seguidores del gobierno de Hugo Chávez como una amenaza a la Revolución Bolivariana. [Cita requerida] Por otro lado, sectores afines al gobierno colombiano consideran a Chávez como una amenaza para Colombia y para la estabilidad política de América Latina, ya que sospechan de vínculos entre el gobierno de Chávez y las FARC.

En otros asuntos, su gobierno se ha mantenido al margen de la posición de los Estados Unidos, entre ellos al mantener relaciones bilaterales con Cuba y no apoyar las mociones contra esa nación en la ONU.

Controversia y críticas

Financiación de la campaña electoral 2002

En el 2002 la campaña presidencial de Uribe recibió 100 millones de pesos de parte de la empresa Uniapuestas en la cual la señora Enilse López (alias “La Gata” tenía acciones mayoritarias.[59] López fue capturada y sindicada de varios cargos criminales por lavado de activos y desviación de fondos, relacionados con otros procesos judiciales. En el pasado también se la había criticado y considerado sospechosa de estar relacionada con el narcotráfico, específicamente con Gonzalo Rodríguez Gacha miembro del Cartel de Medellín [60] y últimamente con el paramilitarismo.

Uribe y su ex gerente de campaña Fabio Echeverry, han argumentado que no se ha ocultado nada sobre la financiación de su campaña y que ese monto está reflejado en la contabilidad de la campaña, y que no se incurrió en ninguna conducta ilegal. Igualmente en el 2002, las empresas legales de Enilse López eran empresas legalmente constituidas.[62]

Diversos críticos, entre ellos los precandidatos del Partido Liberal y del Polo Democrático Alternativo, han cuestionado tanto la moralidad del recibimiento de esos dineros como el que potencialmente se haya incurrido en alguna conducta criminal al aceptarlos.[63]

Narcotráfico y paramilitarismo

El Helicóptero de tranquilandia

Una de las primeras acusaciones contra Uribe relacionadas a la mafia fueron presuntamente declaradas por el líder político liberal Rodrigo Lara Bonilla antes de ser asesinado el 30 de abril de 1984 por la mafia aparentemente luego de que la fuerza pública desmantelara el complejo cocalero en las selvas del Yarí llamado Tranquilandia pertenecientes al cartel de Medellín y encontrara un helicóptero presuntamente de propiedad de la sociedad de Uribe y su familia. La hermana de Lara Bonilla, Cecilia, aseguró en 1984 y bajo juramento que Lara mencionaba a Uribe y a su padre, como ejemplo de la infiltración de la mafia en las instituciones.

…[Rodrigo] dijo que lo de Tranquilandia era muy grave y comprometía gente muy importante de la política del país, que el helicóptero que habían cogido en Tranquilandia era del padre de Álvaro Uribe Vélez”.

Cecilia Lara Bonilla. 1984

El hijo de Rodrigo Lara Bonilla y miembro del gobierno de Uribe como Zar Anticorrupción, declaró que se le había ocultado ese expediente. Dos días antes renunció a su cargo aduciendo motivos familiares. El presidente Uribe no respondió al testimonio. José Obdulio Gaviria, asesor presidencial le recomendó quedarse callado al presidente. Gaviria es primo del extinto capo del narcotráfico Pablo Escobar quien era uno de los dueños de Tranquilandia. Dicho lazo familiar entre el asesor José Obdulio Gaviria y el capo Escobar ha provocado controversias. En diciembre de 2007 el embajador de Colombia en Londres renunció a su cargo tras un informe del semanario El Espectador donde se informaba que el hermano de Obdulio Gaviria había estado relacionado con el pagador de los sicarios que asesinaron a Guillermo Cano, Pedro Medellín está casado con la hija del asesinado periodista.

En el 2002 Uribe respondió a estas afirmaciones diciendo que:

Mi padre fue socio de una empresa que tuvo un helicóptero. Él tenía fincas en el Valle del Cauca, Urabá, Córdoba y en varias regiones de Antioquia. Utilizaba ese helicóptero para sus desplazamientos. Cuando la guerrilla lo asesinó, ese helicóptero quedó medio destruido y mi hermano Jaime finalmente vendió las acciones de esa empresa y esa empresa salió de los restos de ese helicóptero. Mi familia no lo tuvo en su poder. ¡Hombre, por Dios! Eso lo hizo mi hermano Jaime y todos confiábamos en él, que se murió el año pasado de cáncer en la garganta… Después, la Policía decomisó ese helicóptero u otro con los mismos números. Álvaro Uribe. 21 de abril del 2002[72]

Relacion con el Cartel de Medellin

Alvaro Uribe en la lista. Curiosamente tambien aparece el cantante Carlos Vives, Periodistas colombianos como Felipe Zuleta, y Daniel Coronell[74] y políticos opositores como Carlos Gaviria Díaz,[75] Jorge Enrique Robledo y Gustavo Petro del Polo Democrático Alternativo (PDA), como también la senadora liberal Piedad Córdoba, han insinuado que existieron relaciones entre Álvaro Uribe y familia con miembros del cartel de Medellín basándose en archivos de periodísticos de la época y en un informe del Departamento de Estado de EEUU, en el que se acusaba a Uribe de haber sido colaborador del cartel de Medellín y de haber sido partícipe de la expansión del paramilitarismo en Colombia.

Durante su gobierno, Uribe se ha opuesto en sus discursos “frontalmente” al narcotráfico. La información de la revista Newsweek menciona un documento que afirma estar basado en fuentes de inteligencia todavía sin verificación previa. Esa información ha sido calificada como incompleta y con errores por parte de autoridades y organismos de los Estados Unidos tanto actuales como de 1991.

De otro lado, la revista Newsweek reveló sus nexos con el cartel de Medellín al constatar que Uribe fue incluido en una lista de la DIA (Defense Intelligence Agency) en 1991 con el número 82, lista en la que Pablo Escobar también aparece con el 79. . Este informe, luego fue descartado por el gobierno de Estados Unidos.

El 20 de febrero del 2007, el Diario Clarín de Argentina publicó una nota firmada por Pablo Biffi, titulada “Los vínculos de Uribe”. En ella el periodista citó a medios de comunicación como fuente para sugerir relaciones eventualmente ilegales o reprochables del Presidente Uribe en el pasado con respecto al cartel de Medellín y al paramilitarismo.

La embajada de Colombia en Argentina respondió que Uribe ya había respondido a esas acusaciones desde 19 de febrero de 2002 en una entrevista concedida al diario Colombiano El Espectador en la cual había aclarado que:

“Ningún trámite de la Aeronáutica, siendo yo director, se podía tramitar sin que el interesado entregara dos requisitos: el certificado de estupefacientes del Ministerio de Justicia y el visto bueno de la Brigada de la Jurisdicción. Además todo permiso de operación de una aerolínea requería audiencia pública (…) Es muy fácil ir a los archivos y ver cuáles fueron las autorizaciones que se hicieron durante ese período, para establecer cuáles fueron irregulares”.

En esa misma entrevista Álvaro Uribe también refutó afirmaciones que se hicieron en su contra y de su familia. En cuanto al programa “Medellín sin tugurios” Uribe contestó que:

Absolutamente falso. Cuando yo estaba en la Alcaldía de Medellín, el barrio Medellín sin Tugurios ya estaba construido. Mi alcaldía nada tuvo que ver con él, ni yo en lo personal”. Como afirmó en diversas ocasiones, Álvaro Uribe no conoció a Pablo Escobar, aún en épocas en las cuales se trataba de algo común entre la dirigencia política de su departamento.

Uribe también se refirió a las acusaciones que involucraban a su padre Alberto Uribe Sierra con la Familia Ochoa, quienes hacían parte del cartel de Medellín, y que afirmaban que había sido pedido en extradición por el gobierno norteamericano, como se afirma en el libro Los Jinetes de la Cocaína, de Fabio Castillo. Respecto a esto Uribe afirmó que había pedido a la Procuraduría General de Colombia que investigara las denuncias de ese libro y resaltó que cuando investigaron su labor política siempre se determinó que hubo transparencia. Respecto a la relación con los Ochoa, Uribe dijo que:

Lo que nos unía no era el narcotráfico sino los caballos. Cuando yo era niño el caballismo en Antioquia era un motivo de orgullo. No tenía ninguna de las connotaciones que adquirió posteriormente. Mi papá y Fabio Ochoa eran amigos y rivales en ese medio. Mis hermanos y yo participábamos en todas las ferias equinas compitiendo contra sus hijos en los años 60 y 70. Era un mundo sano, de fincas, caballos, triple, aguardiente y poesía. Luego, por circunstancias conocidas, cada familia tomó caminos diferentes. A pesar de eso y aunque mi papá fue asesinado por las Farc hace ya 19 años, quedó en el aire la leyenda de la amistad entre mi padre y don Fabio Ochoa”

Relación con el Paramilitarismo

Durante el 2005, se desataron en Colombia una serie de revelaciones que comprometían a varios aliados políticos y funcionarios del gobierno Uribe y militares con grupos paramilitares ilegales. En el 2006 salieron a relucir mas revelaciones. A este proceso se le conoce como el escándalo de la parapolítica. Según las investigaciones varios dirigentes políticos se habrían beneficiado de estas alianzas por medio de la intimidación y la acción armada de los grupos paramilitares contra la población civil, algunos habrían presuntamente alcanzado cargos en alcaldías, consejos, asambleas municipales y gobernaciones así como en el Congreso de la República y otros órganos estatales. A su vez algunos de los políticos y funcionarios desde sus cargos habrían desviado dineros para la financiación y conformación de grupos armados ilegales y habrían filtrado información para facilitar y beneficiar las acciones de estos grupos dentro de las que se incluyen masacres, asesinatos selectivos, desplazamiento forzado entre otras acciones criminales con el objetivo de extender su poder en el territorio nacional.

El 17 de noviembre de 2006, en su discurso con motivo de la Conmemoración de los 120 años de la Corte Suprema de Justicia, el Presidente Álvaro Uribe llamó a los congresistas y funcionarios públicos que tuvieran nexos con los paramilitares a “decir la verdad”, declaró que la responsabilidad penal es individual y no puede afectar a las instituciones a pesar de que haya que meter a la cárcel a congresistas y funcionarios públicos, y reiteró “que si hay alguno de los 30 mil paramilitares que puedan decir que el Presidente de la República ha sido cómplice, que lo digan”.

Debate de Gustavo Petro Contra Uribe

Debate de Gustavo Petro
Uribe fue acusado en un debate en el Congreso de Colombia por el senador del Polo Democrático Alternativo (PDA), Gustavo Petro de ser uno de los principales promotores del paramilitarismo en Colombia debido a su apoyo a las CONVIVIR. Según Petro, en la finca ‘Las Guacharacas’, de propiedad del Presidente Álvaro Uribe, llegó la CONVIVIR Cóndor dirigida por Juan Villegas Uribe quien tenía contacto permanente con alias ‘Lucas’, un reconocido jefe paramilitar de la zona. Petro afirmó que en esa finca ejecutaron asesinatos de varios campesinos.

Petro denunció a Santiago Uribe Vélez, hermano del presidente Uribe de tener nexos con el Cartel de Medellín, después de mostrar una fotografía de él con Fabio Ochoa Vásquez, miembro de ese cartel. Petro afirmó que la foto era del año 1985 fecha en que Ochoa ya era perseguido por la justicia. Luego afirmó que en la finca La Carolina, propiedad de la familia del Presidente, los paramilitares montaron una base de operaciones. El Gobierno de Colombia respondió afirmando que las afirmaciones de Petro eran una “verdadera vulgaridad”, “son calumniosas” e “irrespetuosas”

[Los paramilitares] tomados de la mano de la mafia asesinaron a centenares de decenas de miembros de la Unión Patriótica, UP, a dirigentes de izquierda y a reconocidas figuras de los partidos tradicionales como Luís Carlos Galán… …su espiral de violencia, terminaron derribando el avión de Avianca y colocándole un carro bomba al DAS

Gustavo Petro. Petro mencionó que en Antioquia operaron unas ochenta y dos cooperativas de CONVIVIR entre 1995 y 1997, dando cuenta de que entre dichas cooperativas de seguridad rural actuaron, entre otros, como responsables de dichas organizaciones, Salvatore Mancuso,Javier Piedrahita, José María Barrera, Mario Prada Cobos, Rodrigo Peludo Cadena, Salomón Feris, Jorge Luís Alfonso López alias Monoleche y varios familiares de Enilce López, conocida con el alias de “la gata”.

Petro analizó en particular el accionar de la Convivir El Cóndor, que actuó en la región de San Roque (Antioquia), y según su exposición hubo algunas reuniones de paramilitares que supuestamente se realizaron en la finca “Guacharacas”, de propiedad Uribe y su familia. Así mismo insistió en la creación del grupo armado “los doce apóstoles” que lideraba Santiago, hermano del presidente Uribe.

Petro concluyó con que la ‘Creación de CONVIVIR fue el premio a paras’ en 1994, en alianza con el cartel de Cali y el Estado colombiano que estuvo tras el asesinato de Pablo Escobar.

Acusaciones de Piedad Córdoba

La senadora del Partido Liberal Colombiano, Piedad Córdoba es otra férrea opositora al gobierno de Álvaro Uribe. En Marzo del 2007 la senadora asistió a un seminario internacional llamado “Solidaridad con las luchas del pueblo colombiano” en Ciudad de México en la que participan organizaciones políticas comunistas de varios países y en que también participaron las guerrilleras del ELN y las FARC. Córdoba aprovechó la ocasión para descalificar la legitimidad del gobierno de Álvaro Uribe y pedir a los países latinoamericanos romper relaciones diplomáticas con Colombia. Córdoba se refirió a Uribe en términos descalificativos llamándolo “mafioso”, “paramilitar” y “asesino”.

nadie puede dudar en Colombia y el extranjero que existe un vínculo claro entre los paramilitares y la cabeza del gobierno. Todos los caminos del paramilitarismo conducen a Uribe, un presidente paramilitar.

Piedad Córdoba, contra Uribe

El 20 de Abril del 2007, Uribe acusó a sectores de la oposición a su gobierno de liderar una campaña de desprestigio y de calumnias en su contra y la de su Gobierno en Estados Unidos, para evitar que se apruebe un Tratado de Libre Comercio y se corte la ayuda militar al país.

Ellos (Estados Unidos) verán qué creen: si le creen a la calumnia o a los hechos. Si le creen a la calumnia, que dice que el Gobierno es paramilitar, o al hecho del Gobierno que ha desmontado el paramilitarismo. Ellos verán a qué le creen… …No conozco los paramilitares, no soy amigo de ellos, mi camino es institucional: una Colombia sin guerrilla y sin paramilitares. Nadie puede decir que este Gobierno abierta o soterradamente se ha unido con paramilitares para acabar con la guerrilla.

Política Migratoria

En materia migratoria, el presidente Álvaro Uribe discutió con congresistas de Estados Unidos la posibilidad de establecer un programa de trabajadores temporales a ese país. En una reunión, Uribe habría mencionado que se podría tratar de utilizar microchips u otros medios tecnológicos para garantizar que los colombianos participantes en el programa regresen efectivamente a Colombia, evitando que posiblemente se queden en el extranjero más allá de los tiempos permitidos. Los congresistas consideraron inviable esa posibilidad, en parte porque los trabajadores del programa podrían intentar removerse el chip.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s


%d bloggers like this: