Asesinos al volante.

Por: Fabrizzio García Payés.
El día viernes la imprudencia e irresponsabilidad del piloto de un autobús urbano provocó la muerte de 53 pasajeros que se dirigían a Jutiapa, el bus que transportaba a 74 pasajeros, teniendo capacidad para transportar 50 sufrió una falla en el sistema de frenos lo cual junto al exceso de velocidad con que se conducía, provocó que este se volcara y cayera a un barranco en la vuelta de El Chilero, en la ruta a El Salvador en el Km. 33.5.

El bus presentaba falta de mantenimiento en el sistema de frenos y de neumáticos en mal estado, aunado a la falta de experiencia y educación vial y profesional del piloto. El piloto se cuenta entre las víctimas, este piloto contaba con 21 años de edad, no poseía licencia profesional, uno de los requisitos para la licencia profesional es ser mayor de 25 años, el bus no contaba con el seguro obligatorio, sin embargo circulaba como muchos otros tantos buses que brindan el transporte de pasajeros.

Esto ha vuelto a demostrar la ineficiencia e ineptitud de las autoridades que controlan el transporte extraurbano, la policía y de los transportistas, la falta de vigilancia de parte de las autoridades, lo suave de las sanciones han fomentado este tipo de infracciones, muchos buses no cumplen con los requisitos, se debe verificar mensualmente el pago del seguro, se debe tener un registro de pilotos, los cuales deben recibir un curso para poder optar a ser pilotos profesionales.

La Dirección General de Transporte debe vigilar todo esto para evitar estas tragedias, se debe responsabilizar a estos funcionarios por la ineficiencia demostrada. Es una vergüenza que los buses circulen en tan mal estado, sobrecargados, con pilotos ineptos o borrachos, se debe restablecer la policía motorizada, para que vigilen y multen a todos los pilotos que se conducen a excesiva velocidad, en estado de ebriedad.

Me parece una real estupidez haber eliminado la vigilancia de los motoristas en las carreteras, esto es algo usado en todos los países del mundo, pero como todo en Guatemala se hace con las patas, las autoridades en su inmensa estupidez eliminan lo bueno y lo necesario.

Se debe restaurar la policía motorizada para que vigilen las carreteras, se debe sancionar con multas altas o clausurar las empresas de transporte que no cumplan con la obtención del seguro de accidentes para los pasajeros, a los empresarios se les debe sancionar también si no dan mantenimiento a los buses, se debe incrementar las inspecciones y se deben registrar todos los pilotos, los cuales deben recibir un curso para ser pilotos profesionales, ya basta de estas calamidades que enlutan a las familias guatemaltecas,

Presidente Colom mejore los controles y la Dirección General de transportes, despida a tanto inútil, contrate personal que realmente sepa lo que hace, obligue a los pilotos a tomar un curso para ser piloto profesional, incremente las sanciones, no permita que estos asesinos al volante continúen enlutando a los guatemaltecos.

One Response to “Asesinos al volante.”

  1. Chris Warfield Says:

    Buen dia, ya los linkie en mi pagina, poco a poco voy leyendo la suya,

    saludos

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s


%d bloggers like this: