Los más de un y cien tentáculos del imperio del norte.

Por: Ricardo Rosales Román
.
.
.
.
.
Sacándole del contexto de la mitología, a mí me parece que el imperialismo es semejante a un monstruo de más de un y cien tentáculos que expande su propia crisis y descompone todo en la mayoría de países de América Latina, Asia, África y, en cierta forma, de Europa.

La globalización neoliberal es causa, efecto y consecuencia, a la vez, de su crisis general por la que atraviesa en el momento actual, y se expresa en lo económico, financiero, militar e institucional; en el comercio, la corrupción, la impunidad, el narcotráfico, el crimen organizado, el contrabando, y el tráfico de influencias; en la concentración cada vez mayor de capitales y utilidades en muy pocas manos, la expansión en espiral del atraso, la pobreza, la explotación y opresión; en la acentuación de las desigualdades e injusticias económicas y sociales, la discriminación, exclusión social y el racismo.

A lo anterior hay que agregar que la globalización -como política de sujeción, dominio y nueva forma de neocolonización, guerras de conquista y ocupación, terrorismo en gran escala y legalización de la tortura-, viene a ser la continuación, en las actuales condiciones, del destino manifiesto del siglo XVII -nacionalista por su origen y radicalmente religioso- y la doctrina Monroe de 1821 con la que Estados Unidos se abrogó “el derecho” a intervenir donde considera que se afectan sus intereses.

Lo hasta aquí escrito es a manera de introducción de lo que enseguida paso a abordar.
En nuestro país hay informaciones que los medios de comunicación de mayor circulación y audiencia silencian, ignoran, no comentan ni opinan. Por su interés, especial importancia y trascendencia me referiré, en particular, a una.

A partir de este lunes se está celebrando en el Palacio de las Convenciones y en el hotel Palco de La Habana, Cuba, el X Encuentro Internacional de Economistas sobre Globalización y Problemas del Desarrollo. Su clausura está prevista para pasado mañana.
Según sus organizadores, asisten 367 invitados extranjeros de 42 países, 21 organismos internacionales y 700 delegados cubanos.

En opinión de la vicepresidenta de la ANEC, la Asociación Nacional de Economistas y Contadores de Cuba, Esther Aguilera, “entre los tópicos de interés mundial a tratar por los paneles y comisiones conformadas están la crisis financiera internacional, la integración latinoamericana, los agrocombustibles, la identidad cultural y la relación energía-medio ambiente y la cooperación para el desarrollo”.

Cabe destacar que la importancia y trascendencia del evento no sólo radica por el número de sus participantes sino, además, porque está confirmada la asistencia del presidente de Bolivia, compañero Evo Morales, quien impartirá una conferencia especial.

La amplitud del evento, las personalidades que han confirmado su asistencia, las 265 ponencias seleccionadas por el Comité Académico de entre las 320 que fueron recibidas con anterioridad, las actividades extramuros y colaterales que ya están teniendo lugar, el trabajo en 25 comisiones, 12 paneles, una mesa redonda, un foro debate y un seminario, convierten al X Encuentro en el mayor de los anteriormente celebrados.

El principal promotor y creador de esta iniciativa internacional que ha reunido a prestigiosos economistas, politólogos, especialistas en estudios sociales, y expertos en asuntos internacionales, es el compañero Fidel Castro Ruz. En los nueve anteriores Encuentros celebrados se contó con su presencia y participación, y durante los mismos expuso diversos puntos de vista. En sus Reflexiones del pasado 29 de febrero se refirió al actual diciendo que “por los acontecimientos internacionales que tienen lugar, este será sin duda de gran trascendencia”.

Todo apunta entonces a que del X Encuentro de La Habana habrán de salir nuevos y valiosos elementos para fundamentar con mucho más consistencia la lucha contra la globalización y el neoliberalismo depredador y salvaje.

Y, en tanto que el eslabón más débil y vulnerable del imperio en el momento actual es su política de guerra y terrorismo, amenazas y agresión, ocupación e injerencia en los asuntos internos de otros países, además de la recesión económica en que prácticamente ya está, lo que corresponde es solidarizarse y hacer causa común con quienes en Estados Unidos -por encima y al margen de las elecciones de noviembre-, se oponen a que la Casa Blanca sea el foco de tensión y tirantez en el mundo y se manifiestan contra sus guerras de rapiña y conquista, cuyas llamas destructoras arden y se expanden por distintas regiones de nuestro planeta.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s


%d bloggers like this: