Mar Adentro.

Por: Oscar Fernández.
fernandez_037@hotmail.com
La vida es un manantial de experiencias que nos baña en toda nuestra creación y respiro, a veces no somos capaces de darnos cuenta de lo que sucede, pero les he de decir que Dios, tiene un propósito en cada uno de nosotros, a veces llega el día, la hora, el año y el varón que está pasando las pruebas, simplemente se mantiene rebelde y con una necedad que lo lleva a una peor situación, lo triste del caso es que pueden pasar años sin estar en la rueda de la fortuna, ese es precisamente mi caso y estoy seguro que será el de muchos más.

Mi vida, si la veo en un espejo y lo atravieso para encontrar las respuestas que no logro ver en mi realidad, voy a estar en un mundo de utopía; lleno de paz y una felicidad que pocas veces he logrado, pero lo interesante es que; treinta de mis cincuenta años, he vivido en estado alterado , en sueños fantásticos que me han hecho llegar hasta el día de hoy, soy sin temor a equivocarme, un arquetipo de hombre, fuera de un ser social predecible y establecido en orden de hábitos impuestos por la sociedad y un mundo que sus valores se han ido deteriorando a niveles alarmantes…me causa una tristeza enorme ver como nos estamos deteriorando en una vida sin sentido, sin fuerza .,sólo pasamos el día , tratando de engañar y ser engañados.

Es patético lo que le sucede a está civilización en una total decadencia, pero ánimo, creo que hay esperanza y debe ser de cada uno de nosotros, es la única manera de poder ver un mejor mundo, en lo que se refiere a mi vida, estoy tratando de hacer lo mejor posible, tengo una guerra que no me da cuartel y quiere acabarme, pero le doy la batalla final cada día…son pocos los momentos que tengo tregua.

Tal vez cuando me ausento de mi dura realidad y viajo a través de mis fantasías a mundos creados por mi febril mente, tratando de aliviar un poco mi situación caótica…es difícil está situación, exige carácter y créanme; lo tengo, aunque a veces me refugio en lo más profundo de mi corazón…simplemente esperando que todo se termine…pero sigo, mi longevidad es de herencia mi padre vivió Cien años y mi madre va para los Ochenta…

Debo dejar un legado, debo dejar un sueño, debo ser diferente a todos, pero no tengo la brillantez que algunas almas pérdidas poseen y que tristeza…ya que lo desperdician; es increíble como la mediocridad pintó las casas de sus colores vivos y no deja a la mayoría ser lo que realmente quieren ser….si desea realmente ser feliz…hágame un favor y rompa con todo paradigma impuesto por el tiempo y el hastío….

Hágase un favor….luche por lo poco que le queda y si eso no es suficiente….entonces…valla a un lago o río y a la orilla de esa naturaleza virgen, lance una piedra, observe los círculos que se forman y ponga la mente completamente en blanco…en ese momento, solo sonría. La vida es amor pero tenemos que buscarlo…no afuera, sino mar adentro.

Dominus Tecum

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s


%d bloggers like this: