El precio del pasaje del transporte urbano.

Por: Fabrizzio García Payés.

fabrizzio1960@hotmail.com


El precio de pasaje del transporte urbano, es el próximo problema del gobierno de Álvaro Colom y de las autoridades municipales, el incremento en el precio del diesel, de Q.26.00 a Q.31.00 ha sido el detonante para las exigencias de aumento de los autobuseros, según Luís Gómez, vicepresidente de la Asociación de Empresas de Transporte Urbano (AETU), declaró que el precio del pasaje debía de ser de Q.4.25, para que ellos puedan ofrecer el servicio adecuadamente (la mentira de siempre) y dar mantenimiento a los buses.

Esto es ridículo, ya que esta cantidad estaría fuera del alcance de los usuarios del transporte urbano, ya que este afectaría fuertemente a los guatemaltecos en su ya desgastada y empobrecida economía, si se llegara a dar semejante incremento provocaría manifestaciones y violencia generalizada, como a sucedido en ocasiones anteriores cuando se han dado incrementos a la tarifa del transporte.

Los transportistas solicitaron una reunión con el Alcalde Arzú, para solicitar el incremento en la tarifa, la cual fue aceptada. Por otro lado solicitaron también una reunión con el Presidente Colom, para gestionar un incremento en el subsidio y el pago del subsidio atrasado desde el mes de enero del 2008. Los transportistas han recibido desde el 2004 hasta el 2008 aproximadamente 1000 millones de Quetzales, el cual ha sido repartido entre los dueños de los 2925 autobuses que circulan en la ciudad capital.

El Presidente Colom les ofreció un incremento de 25 millones hasta el mes de julio para llegar a Q.245.00 millones anuales en subsidio. Lo extraño de todo esto, es que los autobuseros no dan ticket a los usuarios de los buses, por lo cual no hay forma de saber cuanto ganan realmente los autobuseros y no se puede saber si estos pagan sus impuestos como todos los guatemaltecos honrados ya que no extiende ninguna factura o ticket a los usuarios, además sin ticket no se puede determinar si tienen perdidas o ganancias.

Por lo anteriormente expuesto se debe exigir a la municipalidad y a la SAT que verifiquen los ingresos de los autobuseros. Con esta información el gobierno central puede decidir si en realidad es necesario el subsidio o no. Además los autobuseros siempre aducen que ellos no pueden darles mantenimiento a los buses ya que solo les alcanza para pagar el combustible, por lo que los usuarios tienen que resignarse a transportarse en las CHATARRAS, que dan el servicio.


Lamentablemente parece que los autobuseros se saldrán nuevamente con la suya, amenazando al gobierno con paros, se seguirán embolsando leoninas ganancias y el pueblo seguirá arriesgando la vida transportándose en chatarras sobrecargadas y aguantando las patanerías de los chóferes, mientras tanto los autobuseros continuaran evadiendo el pago de impuestos en complicidad de la SAT y recibiendo el jugoso subsidio pagado con el dinero de todos los guatemaltecos que pagan impuestos.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s


%d bloggers like this: