Manuel Marulanda, alias "Tirofijo" ¿Está Muerto?

Por: Felipe Saleh

Era un campesino que no cumplía los 20 años cuando decidió tomar las armas y borrar su nombre. Dejó de llamarse Pedro Antonio Marín y se convirtió en Manuel Marulanda. Comenzó a tejer su propio mito. Tiene 79 años, aunque muchos dicen que hace dos habría sido vencido por un cáncer. Su muerte también comienza a ser leyenda.

.

El guerrillero más viejo del mundo

Yo oí, más o menos, unas 10 veces que me habían matado, pero lo que dicen los comentarios y mucha gente es que a mí me han matado unas 1.200 veces. Que había quedado abandonado por mis hombres, que no habían identificado mi cadáver, novelas que echan a rodar sobre mis muertes”. Este relato publicado en octubre de 2006 por la revista electrónica “Resistencia”, de la Comisión Internacional de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), es el último rastro público de Manuel Marulanda Vélez, el líder de la guerrilla izquierdista más antigua de Sudamérica, fundada oficialmente el 27 de mayo de 1964.

EL ABUELO GUERRILLERO

Tres décadas antes, el 12 de mayo de 1928, nació en Génova, poco más que un caserío en la selva colombiana, Pedro Antonio Marín. La familia era grande. Él era el mayor de cinco hermanos y tenía doce tíos. Luego de la Guerra de los Mil Días, que a principios del siglo XX enfrentó a conservadores y liberales durante tres años, Colombia vivía una época de paz muy fructífera. Los Marín eran todos liberales. Vivían en un campo de 20 hectáreas en el que cultivaban legumbres, yuca, maíz y café. Pedro creció escuchando a su abuelo Ángel, veterano de la guerra, que describía en detalle las tácticas para caer de noche sobre el enemigo, gracias al alcohol que regaba las fiestas familiares. Seguramente no imaginaba que ese improvisado manual de guerrilla le serviría a su nieto para sobrevivir el resto de la vida y más todavía para mantener en vilo a un país entero. El niño era un estudiante aventajado, especialmente en matemáticas.

Conociendo la historia que vendría después, los orígenes de la destreza de Marulanda con el fusil, que le hicieron ganar el apodo de “Tirofijo”, podrían estar en la lejana infancia. En esa puntería exacta que logró con sus juegos de niño. Era diestro con el trompo, el que hacía bailar en la palma de su mano, el volantín y las bolitas: las tiraba lejos y las hacía caer en un agujero hecho en la tierra.

ALMACENERO LIBERAL

A los 13 años, Manuel Marulanda tenía dominio total de su casa. “Conseguía los trabajadores para la recolección del café, el maíz, la yuca y la siembra del frijol, todo controlado prácticamente por mi cuenta”, relató a su amigo el pintor Arturo Alape, que en dos tomos escribió su biografía. Para juntar capital vendió dulces, fue panadero y empleado en una carnicería. Logró despuntar en el negocio del aserradero. A los 16 años firmó su primer contrato para cortar 30 mil piezas de madera.

Poco después montó un almacén de abarrotes en La Primavera, un pueblo tan grande como en el que había nacido. Su vida transcurrió entre el negocio, las clases de esgrima con machete que recibía de un tuerto y el violín con el que tocaba canciones folclóricas después de cerrar el almacén

La vida dejó de ser bucólica el 9 de abril de 1948. Ese día, Pedro se metió en un salón de billar y mientras miraba el juego oyó por la radio la noticia: había sido asesinado el abogado Jorge Eliécer Gaitán, el caudillo de los liberales con más posibilidades de ganarle al Partido Conservador.

MATEN A LOS PÁJAROS

El crimen hizo estallar una guerra civil no declarada. Bandas de “pájaros” o montoneros civiles a favor de los conservadores saquearon y literalmente quemaron pueblos enteros, matando a todos los liberales que se negaban a firmar un documento para cambiarse de bando. Los sicarios se quedaron con las tierras de los muertos y muchos liberales debieron refugiarse en Cali.

Pedro Antonio Marín perdió su almacén y a su tío Ángel, líder político de los liberales. Se escondió seis meses en una choza de paja que se construyó en las montañas. Cada ocho días lo visitaba su tío Manuel con provisiones. Un día le dijo:

-En Génova están todos los primos esperándolo a usted, dicen que lo van a nombrar de jefe.

-¿Cómo, jefe de qué?

-Ellos están pensando en levantarse en lucha a como dé lugar contra los conservadores.

Pedro Marín tenía 19 años y comandaba una incipiente guerrilla en la que participaban otros clanes emparentados entre sí y que duró hasta 1951, cuando se replegaron hacia las montañas. Marín estaba obsesionado con conseguir armas y con mejorar su puntería. “Practicaba con la misma disciplina con la que se come todos los días, dejando el alma”, contó a su amigo Alape, muerto el año pasado. “Tirofijo” según la leyenda se ganó el apodo después de matar de un solo tiro a un policía que se encontraba a 500 metros.

CADÁVER INMORTAL

En 1951, Pedro Antonio Marín murió para nacer como Manuel Marulanda Vélez, en honor a un guerrillero comunista caído ese año. En los sesenta, la tropa de Marulanda logró tomar el control de Marquetalia, hasta que en 1964 el Gobierno lanzó una ofensiva aérea de la que él y unos 350 guerrilleros lograron escapar. El mito ya estaba construido. Pero la novela de su vida no termina de escribirse. En 2001 fue su última aparición pública durante las negociaciones de paz con el Gobierno de Andrés Pastrana, hijo de Misael Pastrana, uno de los conservadores más notorios de la época en que Marulanda era un adolescente.

Ahora, en el contexto de las negociaciones para el intercambio de rehenes, Hugo Chávez aseguró haber recibido una carta suya. Pero varios analistas aseguran que “Tirofijo” está muerto hace dos años a causa de un cáncer de próstata o al menos está jubilado y el mando militar está a cargo de Alfonso Cano. Aunque la guerrilla dejó de ser una esperanza para los más pobres y muchos de sus comandantes se dedican a proteger el narcotráfico, la figura de “Tirofijo” se ha convertido en una leyenda y un símbolo de la historia colombiana, inmortalizada por el pintor Fernando Botero. Tal vez por eso nadie quiere aceptar oficialmente su muerte.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s


%d bloggers like this: