El profeta que se casó con sus madrastras.

Nacido en San Francisco el 3 de diciembre de 1955, Warren Steed Jeffs fue durante varios meses uno de los criminales más buscados por el FBI. Hijo y nieto de mormones fundamentalistas, no fue hasta el año 2002 cuando este defensor a ultranza de la poligamia tomó posesión de su cargo como «presidente, profeta guía y revelador» de la Iglesia de los Últimos Días.

«No diré mucho, pero os diré que quiero vuestras manos fuera de las mujeres de mi padre», fueron sus escasas palabras en su primera intervención como líder unos meses antes de casarse con dos de sus ex madrastras. Culpado desde muchas áreas como el verdadero propulsor del aislamiento de su comunidad, Warren Jeffs se erigió pronto como uno de los mayores detractores del uso de Internet o de la televisión, medios prohibidos por constituir una «fuente de impureza».

Con inclinaciones también xenófobas, ha llegado a afirmar que «los negros son el diablo», de ahí que uno de los primeros preceptos de esta iglesia sea la prohibición de aceptar miembros afroamericanos.
Tras renunciar a su cargo en el año 2007, y como consecuencia de su condena, algunos medios han informado sobre sus supuestos intentos de suicidio.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s


%d bloggers like this: