Niñas indígenas, las más vulnerables ante el trabajo infantil doméstico.

(tomado del diario La Jornada de México)

Por: Patricia Muñoz Ríos

En nuestro país una de cada 10 niñas y adolescentes de entre 12 y 17 años se ven obligadas a laborar en quehaceres domésticos, algunas recibiendo sólo los alimentos por paga, o bien con salarios muy bajos que no llegan ni siquiera al mínimo.

Un informe elaborado por la Red por los Derechos de la Infancia en México señala lo anterior y puntualiza que en promedio 13 por ciento de las niñas tienen que laborar en estas condiciones y están excluidas del derecho a la educación, lo que tiene implicaciones en su desarrollo y condiciones de vida.

Señala que el porcentaje varía según la entidad, ya que por ejemplo en Sonora, 5.8 por ciento de las menores de edad se encuentra en esta condición, sin embargo, en Chiapas la cifra llega a 28.9 por ciento, ya que es el estado en que más niñas se dedican al trabajo doméstico en todo el país.

El análisis, elaborado por Gerardo Sauri, director de la ONG, señala que esta situación de desprotección jurídica y carencia de políticas públicas significa para estas niñas un tipo de discriminación particular, la cual se manifiesta en abandono escolar, embarazo adolescente, hasta el abuso y la explotación laboral y sexual.

Detalla que las niñas indígenas y las que viven en zonas rurales “son especialmente afectadas por este fenómeno”, ya que frecuentemente el trabajo infantil doméstico “está asociado a prácticas culturales que niegan el ejercicio de sus derechos de manera integral”.

Estas prácticas se dan con mayor medida en contextos donde se carece de infraestructura de servicios y empleos bien remunerados para los adultos y, detalla que, por ejemplo, en Oaxaca 17.6 por ciento de las menores de edad está en esta situación de explotación laboral y familiar.

En el Distrito Federal, aunque el porcentaje es sustancialmente más bajo, no deja de ser preocupante, ya que aproximadamente 6.5 por ciento de las niñas y adolescentes menores de 17 años también están obligadas a ocuparse en el trabajo doméstico.

También advierte que desde junio de 2006, el Comité de los Derechos de los Niños, instó al Estado a que aumente las asignaciones presupuestarias para garantizar una educación gratuita de calidad, así como tomar medidas eficaces hacia este objetivo.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s


%d bloggers like this: