Octavio Paz y las guerras. ( La cascada)


Por: Gil Zu
periodistasdigitales@hotmail.com

En estas dos semanas me enteré de dos acontecimientos que involucran a la literatura mundial.
Uno de ellos relacionado con la declaración en España que el material literario y conjunto de libros del escritor Guatemalteco Tito Monterroso permanecerán en Madrid como si estuvieran en su propia casa.

La otra noticia fue el aniversario del mejor lírico mexicano Octavio Paz quien fuera objeto de distintos homenajes, entre ellos al recibir el Premio Nóbel de Literatura. Este premio es especial ya que el premio se lo otorgaron no por una de sus obras sino por el conjunto de obras que produjo.

A los dos acontecimientos anteriores dejo constancia de mi gratitud a las autoridades mexicanas que trasladaron mi poema “Al México de Mis Recuerdos” a la Secretaría de Educación para que sea distribuido entre los niños de las escuelas en México, de conformidad con el oficio recibido DFC/0l8/2008 procedente de la Dirección de Fomento Cívico.

HISTORIAS CORTAS.

Este es uno de mis libros que he decidido dedicar a Tito Monterroso creador de los Cuentos en 7 Palabras.

Con anterioridad produje una compilación de poesía de historia universal a la que he bautizado en mi propio género como Trova Narrativa (La Historia en Verso) y que incluye historia, geografía, política y sociedad de cada nación del continente americano.

Mis compañeros del Grupo SakerTi hicieron llegar este epítome al Canciller guatemalteco Haroldo Rodas en el intento que pueda darse a conocer sin ningún compromiso de mi parte, mas que la satisfacción de que sea leído. Igual actitud he asumido con México ya que el poema a esa nación hermana es un compartir con los alumnos mexicanos acerca de mi gratitud a su pueblo.

NO ESCRIBIÓ NOVELA PERO FUE GALARDONADO MERECIDAMENTE

Octavio Paz nació en 1914. Fue diplomático y como escritor considerado el mejor lírico de México.

Algunas de sus poesías:

Raíz del hombre, Entre la piedra y la flor, Bajo la clara sombra, Libertad bajo palabra, La estación violenta, La centena, Posdata, Pasado en claro, Vuelta,

Octavio Paz cultivó la crítica y el ensayo.

Las peras del olmo, Hombres de un siglo, Tiempo nublado y el Drama: La hija de Rapaccini.
Fue galardonado con el Premio Cervantes en 1981 y el Nóbel de Literatura en 1990.
No escribió una novela en todo el sentido de la palabra y su vida fue discutida por las distintas corrientes del pensamiento.
A su paso como diplomático en el oriente medio recorrió caminos por Pakistán Afganistán y La India.
Pudo contemplar aquellas llanuras de historia milenaria, llenas de fantasía y misterio recordando Las Mil y una Noches y Las Aventuras de Gengis Kan.

Octavio Paz ya no tuvo oportunidad de presenciar Afganistán o Irak destruidos por las bombas y solo nos deja el recuerdo de esas misteriosas regiones que nos hicieron soñar despiertos cuando éramos niños

LOS LIBROS ME ENSEÑARON A PENSAR, Y EL PENSAMIENTO ME HIZO
LIBRE.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s


%d bloggers like this: