Nacido el 24 de abril.

—–Por: Ángel Corbalán—–

“Como ser del signo Acuario y nacer el 24 de Abril”

Creo que nací aproximadamente a las 03:47, con horario de verano. Sería el momento que me incorporé de la cama de mi camarote (507), jamás habitación de hospital, y marché al baño a micionar, orinar.

Gracias a la costumbre que llevo desde hace más de 50 años
(Luego vendrá el lio de los años, ya que en papeles tengo 53, y, he nacido hace 5 días) de lavarme las manos y mirarme al espejo del cuarto de baño, lo de las manos sin mirar, es cuestión de práctica, lo mismo que mirarme al espejo es cuestión de esperanza, que me puedo encontrar que me mejore el momento.

Fue horroroso, lo que vi al otro lado del espejo un hombre con un gran bulto en el lado izquierdo del cuello, el hombre, no había duda era yo, y el bulto del cuello también era mío. Miré instintivamente mi brazo izquierdo y parecía una olla a presión, mucho calor desprendía, casi azulada y sentía un dolor inmenso.

Cuando comparé ambos brazos, parecía el izquierdo el de Popeye y el derecho, el de su eterna novia Olivia, y esto no era un comic, ni una coña.

Rápidamente llamé al timbre y puse a funcionar o al menos a movilizarse al turno de guardia. Lo primero que hicieron ATS, fue avisar a médicos y retirarme el Catéter, que es una especie de guía muy larga (no se si rebasa el metro) y con muy mala leche, sobre todo en esta ocasión.

En pocas horas, ya me estaban haciendo una ecografía, la Doctora, que no se el nombre, seguía con los aparatos propios me exploraba desde la mano izquierda hasta donde tenía el bulto, prácticamente la mandíbula izquierda, más o menos hasta donde el equipo le permitiría observar. Oía algún comentario, algo parecido “ahí está”, pero como si se le escapase del subconsciente, a mi sólo me ordenaba posturas del brazo y del cuerpo, y así le facilitaba la labor de explorar e identificar (digo yo).

Seguía la exploración por parte de la Doctora, cuando llegó mi médico el Dr. Del Alcázar, y lógicamente a él, si le informaba que era , que bien se veía , el tamaño y donde estaba alojado, al parecer un trombo, eso si , muy hermoso y se encontraba a la altura de la yugular ( el muy c…….) .

Mal sitio, se podía haber quedado quieto, o quizás habría sido peor, si no me hubiera despertado a las 03:47, horario de verano….

Cuando quedé sólo con el Dr. Del Alcázar, lo vi algo abatido, normal, algo no se tendría algo en cuenta, eso nos pasa a todos incluso a los marinos.

Sólo se me ocurrió decirle algo para elevarle la moral, algo que sonaba más a Confucio “Los errores, no son tales errores, salvo que no se tomen medidas para solucionarlos y vencerlos “.

Pronto empezaron a pincharme Epifalina o algo similar en el vientre, para licuar la sangre y así ir eliminando el trombo (espero que no sea de orquesta de Jazz). Así llevo 5 días con pinchazo de barriguita mañanera, thrombocid o similar en el brazo y a partir del tercer día una cataplasma que me han “soplado”, con algodón y alcohol, que hace que el brazo izquierdo vaya pareciéndose, aunque lentamente, al derecho.

Cinco días que llevo de vida, mas tarde, dos días después el Dr. Se sinceró conmigo y dijo que de no madrugar, habría tenido dos posibles alternativas, parálisis lateral izquierda ó si llegaba al cerebro……………….

Hoy tengo cinco días ya de vida.

Y en el carné de Identidad 53 años.

Pero sigo vivo.

Por si acaso, no se olviden de rezar por mí.

29 de Abril de 2.008

Ángel Corbalán
angel_corbalan@hotmail.com
http://www.metodocorbalan.com

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s


%d bloggers like this: