Archive for the ‘ley de redencion de penas’ Category

Somos un pueblo sin justicia.

April 11, 2008
Por: Fabrizzio García Payés
fabrizzio1960@hotmail.com

Guatemala es un pueblo sin justicia, a diario vemos como los criminales se burlan del sistema judicial y del Ministerio Publico, por sus grandes deficiencias, corrupción e ineptitudes la gran mayoría de criminales salen absueltos en Guatemala. Para muestra un botón. Prensa Libre, públicó el 10 de abril del 2008, el siguiente artículo:

La Sala Primera de Apelaciones ordenó la liberación inmediata de Juan Carlos Cabagné, quien estaba acusado de haber estafado a la Portuaria Quetzal por 15 millones de quetzales.
Los jueces determinaron que al estudiar la primera y segunda sentencia consideraron que la testigo que presentó la fiscalía contra Cabagné se contradijo y por ende los juzgadores dudaron, lo cual favorece al reo, según el Código Procesal Penal.
Cabagné fue detenido en julio de 2005 en Sinaloa, México, como sospechoso de haber hecho una transacción de la portuaria por aquella cantidad.

En el primer debate, Cabagné fue absuelto y esa misma sala anuló la sentencia y ordenó el nuevo juicio, en el cual fue condenado por lavado, caso especial de estafa, usurpación de funciones y uso público de nombre supuesto, sin embargo, esa sala falló ahora a su favor.

El caso aún no tiene punto y final pues la fiscalía puede acudir al recurso de casación.
Otro caso que llego a sentencia es el de Byron Barrientos, el cual ha solicitado la redención de pena, y podría salir próximamente en libertad, a gozar del dinero robado al estado de Guatemala, ya que solamente tendrá que pagar Q. 87000.00 por 2 años de la sentencia que es conmutable a Q. 100.00 diarios y Q. 15000.00 de multa. Prensa Libre Público:

El ex ministro de Gobernación Byron Barrientos podría recobrar su libertad en los próximos días, luego de que, una sala confirmara la pena de nueve años de prisión, por el desvío de Q81 millones en la administración Alfonso Portillo.
La defensa anunció que solicitará la redención de penas.

La Sala Segunda de Apelaciones confirmó la resolución del Tribunal Séptimo de Sentencia que, el 9 de noviembre del 2007, condenó a Barrientos a nueve años de prisión inconmutables, por el delito de peculado. Más dos años conmutables, por falsificación de documentos privados.

El artículo 1o. de la Ley de Redención de Penas establece que un reo puede pedir la disminución de la condena si ha cumplido la mitad, siempre y cuando observe buena conducta y participe en un programa de reinserción social.

Otro caso que va por el mismo camino, es el del sindicalista Nery Barrios quien salio libre luego de que lograra pagar una fianza de 1.5 millones de quetzales para no continuar en la cárcel. Barrios está acusado por los delitos de lavado de dinero, estafa y defraudación tributaria por la compra de una finca de cinco millones de quetzales con recursos que la Portuaria Quetzal había entregado a un grupo de campesinos por concepto de indemnización. Su defensa procurara que el tribunal lo absuelva o bien lo condene por delitos que se puedan pagar a cambio de ir a la cárcel, pero la pregunta en este caso es ¿de donde han salido estas millonarias cantidades de dinero? Creo que la respuesta es obvia y evidente para los guatemaltecos.

Otro caso que llora sangre es el de Julio Cesar Bonilla, acusado de parricidio. De acuerdo a Prensa Libre:
La justicia abrió de nuevo el proceso contra Julio César Bonilla por el delito de parricidio cometido contra su esposa Sara, hermana del ex diputado Waldemar Barillas.
Un tribunal había absuelto a Bonilla el año pasado pero la fiscalía apeló el fallo y se ordenó la repetición del juicio, que inició hoy.
La acusación señala a Bonilla como responsable de la muerte de su pareja el 18 de diciembre de 2005, hecho perpetrado frente a sus dos hijas y una sobrina en su vivienda de la aldea el Aguacate, San Pedro Sacatepéquez.

Durante el primer debate, la defensa había alegado que se demostró que Bonilla actuó bajo un estado de demencia transitoria que le impedía tener conciencia de sus actos.
Cuando uno observa estos casos y sus sentencias, me hace dudar del sistema judicial de Guatemala, hace evidente el pobre e inepto trabajo del Ministerio Publico, ya que en los casos de corrupción nunca se recupera el dinero robado, en los robos no se recupera lo robado o se pierde lo recuperado, no se sentencia a los asesinos, secuestradores, violadores parricidas, pedófilos etc. y no se logra que se apliquen las sentencias máximas, muchas veces las sentencias son risibles o no existentes, generalmente las victimas son defraudadas por la justicia Guatemalteca.

Guatemala necesita de un sistema jurídico más efectivo, un MP eficiente. Señores de la Suprema Corte de Justicia, no traicionen a los guatemaltecos con fallos inconsistentes, alejados de la verdad y de la realidad, Sres. del MP, contraten personal que sepa lo que hace, no podemos seguir con la ineptitud de su trabajo, despidan a todos los que no cumplen con su deber adecuadamente.


Follow

Get every new post delivered to your Inbox.